Archive for the 'Teorías monetarias' Category

Eurocat: Dinero sin intereses para financiar las PyMEs catalanas

abril 6, 2014

DSCF0375

Se celebró este evento el 04 de abril de 2014 en PIMEC, Barcelona con el fin de presentar Euro-cat, una nueva moneda complementaria que funcionará a partir de junio en todo el territorio catalán.

El primer ponente que apareció después de los saludos de bienvenida fue Ernest Maragall, Vicepresidente de la Fundación Catalunya Europa, quien dio la presentación titulada “Moneda y banca: ¿causa o efecto de la crisis?”. Empezó por mencionar que en el crecimiento de la productividad en EE.UU. en los últimos 20 años no corresponde al ingreso mediano familiar, mostrando que los empleados en España son menos pagados que el promedio europeo en término de la compensación y que en EE.UU. el porcentaje del ingreso del 10% más rico aumentó de 35% a 50% entre 1982 y 2007. Argumentó que la concentración de la riqueza genera la burbuja y por consiguiente la crisis y criticó la cobardía, el efecto araña y la falta de regulación. Presentó también que después de la introducción de euro Alemania mejoró su balance comercial mientras que España empeoró, y terminó por destacar la importancia de regulaciones e instituciones.

El segundo ponente fue Marcel Coderch i Collell, ex vicepresidente de la CMT y Promotor de Eurocat, quien habló sobre “¿Qué es el dinero? ¿De dónde sale?”. Empezó por citar la frase de Mayer Amschel Rothschild, fundador de la Casa de Rothschild: “Déjame emitir y controlar el dinero de una nación y no me importa quién escribe las leyes” y la de Henry Ford: “Está muy bien que la gente de la nación no comprenda nuestro sistema banquero y monetario, pues si comprendiera, creo que habríauna revolución antes de mañana por la mañana,” insinuando la injusticia del sistema actual. Su presentación se basó en los libros de “Where does money come from?” y “Modern Money Theory,” dijo que el Banco de Inglaterra acaba de publicar dos informes, a saber: “Money in the modern economy: an introduction” (Dinero en la economía moderna: una introducción) y “Money creation in the modern economy” (Creación monetaria en la economía moderna) en que admitió que la mayoría del dinero está creado como deuda, haciendo hincapié también al hecho de que la banca comercial decide cuáles proyectos serán financiados y criticando la corriente actual de insistir en reducir el déficit de los gobiernos.

Y siguió Jordi Griera Roig, co-fundador del Instituto de la Moneda Social y presidente de la Fundación INEVAL, quien enseñó las palabras de Joan Casals (1925-1998), co-fundador de PIMEC y ex presidente de Ecoval, pues preveía que la desunión fiscal entre el Norte y el Sur de Europa crearía tensiones insoportables en el Euro debido a la diferencia de productividad, exactamente como ha sucedido. También habló de que ni el Banco Central Europeo ni el Banco de Inglaterra tienen como misión aplicar políticas monetarias para mantener el empleo, mientras que la  Reserva Federal de EEUU lo tiene como principal objetivo y así en EEUU baja el paro mientras en Europa sube.

Después de la pausa le tocó a Bernard Lietaer, experto mundial de moneda social y complementaria radicado en Bruselas (Bélgica), quien dio su ponencia titulada “Crisis Económica e Iniciativas Regionales”. Comenzó por resumir el contenido de su libro “El Futuro del Dinero” y abordar los cuatro desafíos actuales de “Ola de envejecimiento“, “Revolución informática“, “Cambio climático y destrucción de la biodiversidad” e “inestabilidad monetaria.” Destacó la importancia de balancear entre la eficacia y resiliencia (diversidad) en el ecosistema, aplicando esta idea también al sistema monetario, comprobó que el sistema financiero es estructuralmente inestable con el número excesivo de crisis que ha habido en las últimas décadas en el mundo. Presentó el caso del Banco WIR (Suiza) que funciona para balancear las operaciones de PyMEs (aumentan transacciones en WIR cuando la economía del franco suizo decrece y viceversa) y terminó por comparar las sociedades patriarcales de economía competitiva con moneda única con las sociedades matrifocales de economía cooperativa con monedas paralelas.

Y por último la nueva moneda catalana Euro-Cat fue presentada por Susana Martín Belmonte, autora del libro “Nada está perdido” y promotora de Euro-cat, y Fèlix Simon Paraiso, presidente de la Plataforma Vegueria Penedès y promotor de Eurocat. Cada empresa que entra al sistema tendrá una línea de crédito y el saldo aumenta y reduce a medida que ésta vende y compra y también se admitirán particulares que podrán cambiar euro en Euro-cat para gastar en establecimientos locales. La diferencia fundamental entre préstamos en euro y la línea de crédito de Euro-cat es que aquéllos deben ser devueltos en euro mientras que la línea de crédito puede ser cancelada por ofrecer productos y/o servicios equivalentes. Aunque funcionará Euro-cat en toda Catalunya, se formarán ocho redes territoriales basadas en veguerías para fortalecer las actividades económicas regionales. Hasta el 04 de mayo se aceptan participantes fundadores y después se logrará la definición consensuada por parte de los participantes sobre varios aspectos antes de la puesta en marcha que está prevista en junio.

II Conferencia Internacional de monedas Sociales y Complementarias

junio 30, 2013

Image

    Del miércoles, 19 al domingo, 23 de junio de 2013 se ha celebrado en ISS, La Haya, Países Bajos la II Conferencia Internacional de Monedas Sociales y Complementarias.  Unas 500 personas desde 34 países de todos los 6 continentes (América del Norte, América del Sur, Europa, África, Asia y Oceanía) han participado para aprender, discutir e intercambiar ideas y experiencias.  Aquí se puede leer los abstractos de todas las presentaciones.

El martes, 18 por la noche se celebró una charla con el Dr. Thomas Greco de Tucson, Arizona, Estados Unidos como exponente especial.  Después de criticar el sistema monetario actual mencionó la importancia de “reconcebir, en el sentido más fundamental, la misma idea de moneda, crédito y pago” en alusión a una frase similar del ex presidente de Visa Internacional e indicó los siguientes tres tipos de moneda: “moneda VENDIDA en moneda oficial”, “moneda REGALADA sin ninguna obligación formal” y “moneda PUESTA en circulación como crédito” y se refirió a “mercados libres y abiertos“, “crédito sin interés“, “un medio honesto de pago basado en principios adecuados que aseguren la reciprocidad“, “una unidad objetiva y estable de medida de valor” como requisitos para el intercambio eficiente, efectivo, justo y sostenible.  Habló de la necesidad de que el emisor acepte la moneda emitida y señaló, como elementos que inhiben el crecimiento de monedas sociales, deficiencia del diseño del sistema, otros problemas de gestión y la no capacidad de llegar a la escala.

El miércoles, 19 de junio se inauguró oficialmente el evento con un minuto de silencio a Sandra Magalhães, cofundadora del Banco Palmas en Fortaleza, Brasil quien había fallecido el jueves anterior, y hubo dos ponencias inaugurales.  La primera de Katherine Gibson de la Universidad de Western Sydney, Australia era sobre la recuperación de la soberanía popular sobre de la economía a base de su libro “Take back the Economy” que ha salido este año.  Empezó por criticar el capitalocentrismo que aliena a los empleados, a los gerentes, a los consumidores, a los dueños de propiedad y a los inversores y propuso la reestructuración de la economía.  Presentó las diversas formas de economía y habló de tres tipos de economía para las tres categorías: labor (trabajo renumerado, trabajo alternativamente remunerado y trabajo no remunerado), mercado (mercado, mercado alternativo y no mercado) y capital (economía capitalista, economía alternativamente capitalista y economía no capitalista), mostrando ejemplos de que en la economía filipina existen todos tipos ya mencionados.  Destacó la importancia de saber el origen de cada producto para concientizarse de la situación de los trabajadores y arguyó que las monedas sociales “construyen relaciones.”

El segundo ponente inaugural (se puede leer todo el texto en inglés aquí: http://thememorybank.co.uk/2013/06/18/money-in-the-making-of-a-human-economy-beyond-national-capitalism/) es el Prof. Keith Hart de la Univ. de Pretoria, África del Sur quien dirige el programa de economía humana, una expresión acuñada por él para traspasar la idea latina de economía social y solidaria en el contexto sociocultural de los países anglosajones.  Comenzó por hablar de sus años de involucramiento en el modelo LETS, definió que Europa está teniendo el mismo problema que aquel en Argentina en 2001 – 2002, juzgó la introducción de Euro como error y mencionó el colapso del capitalismo nacional y propuso la aproximación de la economía humana a base de su libro “human economy” publicado en 2010 junto con Jean-Louis Laville y Antonio David Cattani.

Por la tarde hubo dos talleres y en el primero que asistí hubo cuatro presentaciones.  El profesor Baeg Eui, Hong de la Univ. Nacional de Seúl, Corea del Sur presentó el panorama de las monedas sociales en su país donde se destacan dos experiencias: Hanbat LETS en Daejeon y Gwacheon Pumasi en Gwacheon, Gran Seúl, además de la reciente iniciativa de la Fundación del Bienestar de Seúl a fundar 25 iniciativas y clasicó las experiencias en cuatro categorías: “comunidad de vecinos” (más conservadora), “comunidad alternativa” (más anticapitalista y militante), “comunidad activa” (más ecologista) y “comunidad ecológica” (más ecologista y militante).  Mike Unrau de Calgary Dollars en Calgary, Alberta, Canadá dio los siguientes 6 pasos para obtener el apoyo del gobierno local: 1) Encontrar el soporte a la organización, 2) Encontrar un pequeño subsidio, 3) Establecer relaciones con concejales, 4) obtener la aprobación del concejal, 5) buscar subsidios más grandes y 6) hablar su lenguaje / ser oportunista.  Juliana Braz de la Universidad de São Paulo, Brasil mostró su investigación sobre los prestatarios de Banco Palmas en Fortaleza, Ceará que constata que el 60% de los encuestados contestaron que aumentaron sus involucramientos a la comunidad y que el 80% se identifica con esta moneda social aunque la mayoría deja de usarla con el paso del tiempo.  Y  por último Ruth Naughton-Doe de la Universidad de Bristol, Reino Unido desmitificó los bancos del tiempo que no son autogestionarios, salen caros para su gestión, sólo pocos socios intercambian y faltan pruebas sobre otros aspectos positivos.

En el segundo taller hubo otros cuatro talleres.  Joey Renert mencionó la importancia de respaldar las monedas sociales con recursos fundamentales de mucha demanda y exportable pero distintos a aquellos que garantizan la moneda oficial. András Novoszáth de la Open University, Reino Unido explicó sobre la influencia que puede aportar el conocimiento de una moneda social sobre el comportamiento de sus usuarios.  Hugo Godschalk de Paysys Consultancy GmbH, Alemania explicó diferentes aspectos de regulaciones financieras sobre monedas sociales, aclarando que la diversidad de sus características complica la aplicación de leyes, además del hecho de que en cada país se aplican diferentes leyes sin ninguna unificación jurídica en toda la Eurozona.  Después Takashi Hashimoto mostró el resultado de sus investigaciones entre la conciencia sobre el dinero y el uso de la moneda social.

El jueves, 20 comenzó con otra charla inaugural.  El Prof. Akinobu Kuroda de la Univ. de Tokio, Japón destacó la alta cohesión social de LETS en comparación con el anonimato de la moneda oficial (cohesión social) y definió que la calidad de la moneda depende de la relación social, aunque hubo voces que decían lo contrario (la relación social depende de la calidad de la moneda).  Después hubo tres talleres simultáneos en que Ricardo Orzi, de la Universidad de Luján, Argentina comparó algunas experiencias francesas de moneda social con la práctica histórica de los clubes de trueque en Argentina, indicando que el respaldo en moneda oficial y la actitud más asistencialista e intervencionista del Estado y la falta del personalismo en Francia, entre otros factores, resulta en diferentes prácticas.  Yo mismo (Miguel Yasuyuki Hirota) de la Universidad de Valencia, España hablé del marketing de monedas sociales como oferta de valores para distintos stakeholders, señalando otros conceptos como marketing social, marketing relacional y presentando la futura experiencia de ORUE en Valencia, España.  Marcelo Gryckiewicz de Buenos Aires, Argentina mostró un vídeo sobre la breve historia de los clubes de trueque en Argentina y Uruguay (se puede ver su vídeo aquí).

Por la tarde estuve en otro taller.  Leander Bindewald y Christophe Place presentaron mecanismos para la evaluación de monedas sociales a base de su tipología y objetivos, aplicando el asesoramiento del impacto para conseguir más financiación a los sponsores.  Irene Sotiropoulou de La Canea, Grecia presentó los altibajos de precios en un LETS en esa ciudad cretana, comprobando la oferta inestable de algunos productos básicos y la tendencia deflecionaria de precios.  Y Peplluis de la Rosa de la Universitat de Girona, Catalunya y de RES Catalunya y James Stodder en el Rensselaer Polytechnic Institute, Hartford, Connecticut, Estados Unidos mostró su estudio sobre la velocidad de diferentes monedas sociales, con todavía varias dudas a aclarar en el futuro.  Y se cerró por pedir la firma al Banco Central de Kenia para no castigar a Will Ruddick, fundador de una moneda social Bangla-Pesa, porque esta moneda social servirá para mejorar la calidad de vida de sus usuarios.

El viernes, 21 de junio se celebró la segunda parte de “políticas públicas”, aunque la mayoría de los talleres eran de otra índole.  En la plenaria Bernard Lietaer de Bélgica definió que estamos en la edad madura de información, que el dinero es un sistema de informaciones.  Edgar Kampers de Qoin, Países Bajos presentó dos iniciativas de bancos del tiempo.  Después hubo varios talleres simultáneos y las discusiones eran variadas, pero personalmente lo que a mí me ha sorprendido era las palabras de Dariusz, que tiene un sistema de barter comercial en Polonia, de que su negocio no es bancario sino “educacional”.  Otras iniciativas de barter comercial estuvieron de acuerdo con esta visión, planteando la necesidad de reposicionar estas experiencias dentro del marco teórico de monedas sociales.  Otra visión interesante que se presentó en esta conferencia era la banca sin intereses donde se dio a conocer experiencias del banco JAK de Suecia y también la definición de la finanza islámica.

El sábado, 22 y el domingo, 23 de junio tuvo lugar la última parte de practicantes que se dedicaba a discutir varios temas relacionados a la moneda social.  Se organizaron decenas de talleres espontáneos cuyos resultados pueden verse en el siguiente enlace.

En esta conferencia he encontrado algunas palabras claves: la primera frase que me impresionó fue la del señor polaco de barter comercial que destacaba que su negocio no es bancario sino “educacional”, refiriéndose a la necesidad de enseñarles a las empresas socias de su sistema a comprender su filosofía.  Otro concepto que dejó una huella importante en mi mente era el “desarrollo local”, pronunciado por el técnico costarricense Erik Brenes que desarrolló varias experiencias en Centroamérica.  Es necesario que nos adaptemos al hecho de que la gran mayoría de la gente, incluso los políticos y los empresarios, no entiende nada o hasta muestran su rechazo al escuchar la palabra “moneda social” y tenemos que elegir un lenguaje adecuado que sea comprensible para este sector de la gente.  Además me ha llamado la atención la visión que planteó Mike Unrau, de Calgary Dollar, Canadá quien considera las monedas sociales como “empresa social.”  Si bien la definición de las empresas sociales se varía de país en país y que las prácticas de moneda social no están necesariamente vinculadas a la creación de empleos para los trabajadores marginalizados, nos urgirá contemplar tal posibilidad para que las monedas sociales puedan contar con más soportes.

Congreso conmemorativo del X aniversario de Chiemgauer (Alta Baviera, Alemania)

mayo 6, 2013

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Se ha celebrado, del 03 al 05 de mayo de 2013 y en Traunstein, Alta Baviera, Alemania, un congreso en conmemoración del X aniversario de Chiemgauer, la moneda regional más exitosa en Alemania. Unas 200 personas participaron desde varias partes de Alemania, Austria, España (yo), Francia, Hungría, Italia, Japón y Suiza para conocer y discutir sobre monedas complementarias.

Chiemgauer nació en enero de 2003 como iniciativa de una escuela Waldorf (una escuela privada con un programa educativo según la filosofía del antropósofo Rudolf Steiner) y es una moneda respaldada con euro. Cada persona elige un proyecto social o ambiental al hacerse socio, cambia euro a esta moneda regional en paridad (100 € > 100 Chiemgauer), paga en comercios locales que aceptan Chiemgauer y el 3% de su gasto se destina a este proyecto social o ambiental. Los comercios pueden gastarlo en otros comercios locales o rembolsan euro con el 5% de comisión (100 Chiemgauer > 95 €) y la asociación Chiemgauer cubre sus gastos administrativos con el resto de 2€. Esta moneda regional funciona en dos comarcas (Landkreise) de Rosenheim y Traunstein, además de la Ciudad de Rosenheim que no pertenece a la comarca homónima, y en mayo de 2013 participan 651 comercios locales y 262 proyectos sociales, con 703.332 Chiemgauer en circulación. En 2012 hay 2.573 consumidores, las facturaciones anuales de los comercios son de 6.452.279 Chiemgauers, se donaron 55.934 euros a los proyectos sociales y esta moneda social circula 11,22 veces al año, o sea 2,78 veces más rápido que euro, estimulando la economía regional.

El congreso empezó con la ponencia de Christian Gelleri, fundador de Chiemgauer, titulada como “Chancen und Grenzen” (Oportunidades y limitaciones). Aclaró que a través de esta moneda complementaria los socios quieren “determinar democráticamente sobre el dinero”, “darle al dinero su tierra natal”, “mantener el dinero en circulación” y que “el dinero promueva diálogo y acciones”, con los objetivos de lograr la “conciencia sobre el dinero y la economía”, “creación máxima de valores siempre y cuando correspondan a nuestras necesidades y que nos permita la Naturaleza” y “donación máxima a la cultura, a la educación y al arte”. Presentó el mensaje del ex presidente de la República Federal de Alemania Horst Köhler que evalúa positivamente Chiemgauer, pues “tales monedas regionales permiten que se dé a conocer el sistema monetario también como una parte significativa de nuestro medio ambiente social y de nuestra tierra natal”, y este ex jefe del estado alemán destaca también el hecho de que la gente se entere del origen del dinero y también que se visualice mucho más fácilmente la sostenibilidad ambiental y social. Después identificó siete limitaciones y siete oportunidades.

Limitaciones

  • Emocionalidad del dinero (el miedo de la gente a tocar el tema de la moneda)
  • Niebla sobre el dinero (el desconocimiento sobre su verdadero funcionamiento)
  • Burocracia y viejas leyes
  • Discrepancia entre teoría y práctica
  • Masa crítica
  • Poder y recursos
  • Reflexión del gran sistema (euro etc.) sobre el pequeño

Oportunidades

  • Desemocionalización del dinero
  • Demandas, pues los clientes mandan
  • Uso de Chiemgauer “Todos los socios vivimos Chiemgauer”
  • Pago parcial del salario en moneda regional
  • Sincronización de la donación con moneda regional
  • Manejo creatio de la moneda regional
  • Introducción de Chiemgauer en regiones en crisis

El Día 2 (sábado, 04 de mayo) comenzó con la ponencia de la Dra. Prof. Margrit Kennedy, autora de varias obras importantes sobre el dinero, tales como “Dinero sin Inflación ni Tasas de Interés”, “Monedas Regionales” y “Occupy Money” (en alemán e inglés). Su presentación, titulada como “Euro y Chiemgauer: Una comparación casi objetiva entre dos hermanos distintos”, empezó por señalar cinco aspectos insostenibles de nuestro sistema monetario actual, a saber:

  • Genera booms y recesiones económicos
  • Produce pensamientos cortoplacistas
  • Requiere crecimientos sin fin
  • Concentra la riqueza
  • Aniquila el capital social

Y después mostró seis soluciones frente a la actual crisis monetaria a base de libros recién publicados.

  1. Cancelación de deuda (como el Jubileo), por los profesores Michael Hudson y David Graeber (ambos de Estados Unidos)
  2. Abolición del euro y recuperación de la soberanía monetaria de cada estado miembro de la Eurozona (Prof. Joachim Starbatty)
  3. Plan Chicago y “dinero pleno” (por el Fondo Monetario Internacional y muchos otros): las instituciones financieras serán permitidas a conceder nuevos créditos sólo cuando disponen de la misma cantidad de reserva en efectivo.
  4. Monedas complementarias en permanente circulación en harmonía con el medio ambiente (Charles Eisenstein)
  5. Cómo podemos liberarnos de nuestra comprensión sobre propiedad y dinero y, entre otros, interés (Christian Kreiß)
  6. La introducción de monedas complementarias puede solucionar problemas sociales, ecológicos y culturales sin nuevos impuestos ni leyes (Bernard Lietaer, Christian Arnspenger, Stefan Brunnhuber y Sara Goerner)

Otro hecho muy interesante que indicó esta profesora es que, de no haber entrado en vigor el artículo 25 de la Ley francesa de 03 de enero de 1973 sobre el Banco de Francia, el gobierno francés habría ahorrado 1,306 billones de euros del pago de tasas de interés y que el porcentaje de la deuda pública de Francia sería sólo el 8,3% del PIB, además del gráfico que mostró la correlación entre el crecimiento exponencial de bienes y de deudas.

La Dra. Prof. Kennedy destacó la importancia de poner en marcha las monedas complementarias a diferentes niveles (local / regional / nacional / internacional / global) y para diferentes objetivos (banco de tiempo para cuidado a los mayores, moneda de salud, moneda educacional y moneda energética), contando las experiencias del Banco WIR (Suiza), RES (Bélgica y Catalunya), moneda social en Gante (Bélgica) para que los inmigrantes puedan cultivar en huertas urbanas y la de Zurich (Suiza) para una cooperativa agraria. También explicó la diferencia entre el dinero oxidable (en que una familia con 6.000 € en efectivo pierde 300 € por año) y la inflación (en que una familia con 200.000 € de ahorro pierde 10.000 € al año en caso del 5% de inflación) y también propuso la aplicación del modelo Chiemgauer para la implementación de una moneda nacional en países como Grecia y España a base de la reserva en euro (véase aquí para saber más en español). Y concluyó por señalar la diferencia entre la moneda complementaria y la convencional:

Moneda complementaria / Moneda convencional

  • Generación de utilidades (sociales) / Generación de beneficios (monetarios)
  • Uso limitado / Uso universal
  • Cobra tasas / Cobra intereses
  • Creación transparente / Creación no transparente
  • Promueve comunidades / Debilita comunidades
  • Palia inflaciones / Promueve inflaciones
  • Respaldada con servicios / Respaldada con propiedades
  • Beneficio para todos / Beneficio para el 10% de la población

Después hubo cuatro talleres paralelos, es decir: “Monedas Regionales y los Bancos”, “Economía de Poscrecimiento”, “Chiemgauer para Principiantes” y “El Milagro de Wörgl”. Yo estuve en la sesión de Economía de Poscrecimiento donde Nico Paech, de la Universidad de Ossietzky Oldenburg, criticó la visión general de la economía verde que optimistamente piensa que las innovaciones tecnológicas solucionarán todos los problemas ambientales y económicos, cuestionando el esquema convencional de la obligación al crecimiento y sugiriendo la economía de poscrecimiento como la de suficiencia, subsistencia, economía regional, “nueva” producción e instituciones. También mostró el hecho de que la necesidad de trabajar más horas reduce el tiempo disponible para consumir (¿Para qué trabajas más y ganas más si no tienes tiempo para gastar?) y propuso la transición desde largas cadenas productivas (economía global y mercantil) a la subsistencia (economía local y no mercantil) y a la economía de prosumidores.

Por la tarde hubo ocho talleres, cuatro paralelos al mismo tiempo, es decir: “Moneda regional y turismo”, “La crisis de euro”, “Diversidad del dinero en vez de monocultura” y “Chiemgauer para los avanzados”. Estuve en la sesión de la Diversidad del dinero donde el Sr. Franz Jansky, mapeó distintas iniciativas en Alemania y algunos países vecinos (Austria, Holanda, Luxemburgo y Suiza). Se anotó una tendencia interesante de que en la ex Alemania Oriental, zona empobrecida donde emergen muchos neonazis, se prevalece el modelo sin respaldo en euro, quizá por falta del euro mientras que en Alta Baviera, otra zona afluente con varias experiencias, las monedas suelen ser respaldadas con euro. Además advirtió que se necesita buscar un lenguaje adecuado para evitar que se considere que las monedas sociales tengan objetivos racistas en las zonas con muchos neonazis.

Y en la última sesión de la tarde se dieron otros talleres, o sea: “moneda regional y comunidades”, “moneda regional como herramienta de la innovación social”, “pensar otra vez de economía para una nueva cultura económica en empresas y sociedad” y “Momo, Faust y Co., Visión de un mejor dinero en arte y literatura”. Yo estuve en la sesión de la innovación social donde la Dra. Prof. Margrit Kennedy respondió a varias preguntas a este respecto, tales como: la crisis puede impulsar la difusión de monedas sociales (ej.: clubes de trueque en Argentina), se necesita la cohesión social para que haya confianza a la moneda social, hay que involucrar a las personas adecuadas para dar a conocer la moneda social y que aprender iniciativas de otros países (Brasil, Japón y Nueva Zelanda), entre otros.

La conferencia terminó con otra presentación de Niko Paech que volvió a hablar sobre la economía de poscrecimiento. Explicó que la sociedad actual de consumo, basado en el saqueo de los recursos naturales, es insostenible debido a la limitación cronológica (hoy poseo y después pago), a la limitación física (que sólo existe gracias al despilfarro de la energía) y a la limitación espacial (cadena global de producción). Destacó la importancia de suficiencia (el déficit de sostenibilidad sin bienestar lleva al empeoramiento) y de subsistencia (los daños ambientales por el abastecimiento externo no se pueden eliminar con su propia lógica sistémica). Explicó la obligación de crecer desde el punto de vista de la oferta (se aumenta el superávit necesario a medida que se complique la cadena de producción especializada) y de la demanda (la noción de libertad está muy relacionada al aumento permanente de realización material) y señaló propuestas para ambos aspectos (para la oferta: formación de cooperativas, reforma monetaria y reducción de la necesidad al capital y para la demanda: suavizar o apagar el impulsor del consumismo).

Un hecho muy interesante que quisiera destacar hoy es la fuerte identidad regional que a mi juicio tiene mucho que ver con las monedas complementarias: en Alta Baviera (sobre todo en la zona alpina entre Munich y Salzburgo) la gente tiene mucho apego a esta tierra y algunos hoteles y restaurantes tienen empleadas en ropas tradicionales. Es verdad que la belleza natural de esta región es impresionante y es muy natural que los locales sean orgullosos de su tierra. En España son Catalunya y Euskadi (“País Vasco”) donde hay más monedas sociales, a lo mejor también por el motivo de la fuerte identidad territorial, aunque culturalmente son distintos (los bávaros son muy conservadores mientras que los catalanes y los vascos tienden a ser innovadores, a mi juicio).

Pareciera que la identidad juega un papel más importante que el carácter innovador para la puesta en marcha de monedas complementarias: en Alemania se conoce Berlín como lugar donde se concentran personas interesadas a las alternativas, pero allí no funcionan bien las monedas complementarias por falta de identidad territorial. Yo pensaba que la tendencia política de la gente tenía que ver con el éxito de las monedas complementarias, pero pareciera que la identidad territorial es más importante…

Manifesto de Monedas Libres

mayo 22, 2006

Existen unos conceptos en que están basadas nuestras sociedades actuales, tales como democracia, derechos humanos y libertad. Los que suprimen estos valores corren el riesgo de estar condenados de la comunidad internacional mientras que es probable que las ONGs y otros defensores reciban apoyos del mundo entero.

El Manifesto de Monedas Libres es una buena aplicación de lo que el mundo moderno ha logrado hasta hoy en el dominio económico. Empieza con algunas referencias a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adaptada en 1948 en las Naciones Unidas, dando preguntas sobre la autenticidad de nuestro actual sistema monetario.

  • No democráticamente controlado: el dinero es un instrumento que necesita todo el mundo, pero actualmente está controlado por los bancos privados que deciden quién tienen acceso a empréstamos = implementar proyectos
  • Caro: los deudores se ven obligados a pagar el interés compuesto además del capital mientras que la ganancia va a la mano de unos pocos.
  • Tesorable: los portadores de dinero pueden retirarlo por cuanto timepo que deseen, impidiendo su circulación y molestando quien lo necesitan de veras.
  • Injusto: La misma existencia del interés compuesto agrega la riqueza de los ricos en detrimento de la mayoría de los pobres(léase Kennedy para saber más)
  • No sostenible: nuestro sistema monetario actual está destinado a ir bancarrota tarde o temprano porque requiere un crecimiento exponencial para siempre.

En breve, nuestro sistema monetario es antidemocrático y no se da cuenta ni de los derechos humanos ni de la libertad.

Entonces nos es importante acordarnos de que el sistema monetario no es una ley natural sino un acuerdo que estuvo y todavía hoy puede estar arreglado para las necesidades humanas. Por eso deberíamos revisarlo si queremos que sirva nuestro medio de intercambio para nuestros valores…

¿Qué es la oxidación, o sea la tasa de interés negativa?

mayo 4, 2006

Ya se explica bien que el sistema monetario basado sobre el interés positivo de hoy es un gran obstáculo contra nuestro estilo de vida sustentable así como nuestras actividades económicas. Silvio Gesell (1862-1930), comerciante alemán-argentino y economista, es un personaje notable que sugirió cómo reformar este paradigma en su obra maestra "El Orden Económico Natural".

El economista comienza su argumento con el hecho de que el dinero está en una posición privilegiada en comparación con otros bienes. En general se deprecian las mercancías con el paso del tiempo y no se puede vender periódicos de ayer o las manzanas de hace un año mientras se puede esconder su dinero por cuanto tiempo que quiera sin padecer ninguna pérdida (en caso de que no haya inflación: dése cuenta de que Alemania adoptaba el patrón de oro cuando se escribió ese libro), lo que permite a los portadores de billetes a cobrar el interés compuesto al prestarlo a alguien con apuro. Cuanto más dinero uno tiene, cuanta más ganancia puede obtener a través de esta financiación, permitiendo que los superricos vivan solamente de tal ingreso mientras que la mayoría de los pobres se ven obligados a contribuirles.

¿Entonces qué era la idea de Gesell?: "Abolir el privilegio del dinero". Se prefiere el dinero a las mercancías al ahorrar el valor económico porque el valor no se cambia, por eso se le ocurrió la idea de cobrar regularmente a los portadores de billetes una cierta "tasa de oxidación" para impedirles acumular (por ejemplo, poner una estampa de un centésimo del valor nominal cada mes: se explicará más la próxima vez).

Esto dará un cambio fundamental al sistema financiero pues ayuda mucho a los prestatarios: Los acreedores consideran su acto como un medio más para evitar la pérdida monetaria generada por la tasa de oxidación que como incrementar su fortuna y sería aún posible tomar empréstamos con tasa de interés negativa si la tasa es bastante alta: En caso de que la tasa es del 1% por mes = aproximadamente 11,4% por año, es mejor prestar US$1.000 para recibir sólo US$950 el año próximo que acumularlo en casa y perder más de US$100. La tasa de interés negativa dará más oportunidades a aquellos proyectos que no hayan sido financiados hasta ahora debido a su baja rentabilidad, más personas tendrán acceso a los créditos = más libertad para gerenciar el negocio que quieren y por consecuencia se manejará nuestra economía de una forma más democrática.

Aunque Gesell murió en 1930 sin testigar ningún caso en que se aplicara su teoría, la historia constata que tenía razón. La próxima vez trataré de un éxito histórico.

Tasa de interés y proyectos a largo plazo

mayo 1, 2006

El actual interés compuesto es responsable no solamente de lo que se describe en el último artículo sino también de poner dinero arbitrariamente a proyectos a corto plazo mientras que los con mayor escala crónica tienen dificultad en recibir suficiente financiación. Stefan Brunnhuber, otro alemán que se ha dedicado a este problema, da un buen análisis sobre todo eso en su libro “Wie wir wirtschaften werden”(a publicarse en inglés como “Our Future Economy”).

Fíjese que hay dos proyectos de los cuales puede elegir uno: ¿A qué proyecto invertiría usted?

a) Una piña de €10 que va a valer €100 en 10 años

b) Un roble de €10 que va a valer €1000 en 100 años

La tasa de interés juega un papel esencial en su decisión aunque muchos de ustedes no están alertas de eso: la tasa de interés positiva es sinónima de la depreciación de los futuros porque lo que va a ser mayor en el futuro es menor en el pasado. En caso de que se fija la tasa de interés al 5% por año, su € 1.000 en 2006 equivale a €1.628,89(1.000×1.05^10) en 2016, pero esto quiere decir que su € 1.000 en 2016 se reduce a sólo €613,91(1.000/1.05^10) en 2006. Desde ese punto de vista el valor actual de la piña es de € 61,39 mientras que el roble no vale más que € 7,60(1.000/1.05^100) y cualquiera está propenso/a a plantar una piña mientras que a nadie le interesa invertir al roble.

Esto explica porqué los empresarios se precipitan a China para crear nuevas fábricas porque se puede contar con ganancias de inmediato. Es poco probable que los proyectos a largo plazo como reforestación y educación llamen la atención de los hombres de negocio porque no son rentables en este esquema.

Pero este paradigma verá una transformación fundamental cuando cambia la tasa de interés: se apreciarán los futuros en lugar de depreciarse en caso de que haya una tasa negativa de interés. La piña valdrá €162,89 en vez de € 61,39 y el roble €131.501,26 en vez de € 7,60 con el 5% de tasa negativa de interés. Esto favorecerá proyectos a largo plazo u otros que generarán ganancias constantes, permitiendo que se financie a más proyectos.

¿Pero cómo podemos hacer posible la tasa de interés negativa? Voy a abordar este tema en el próximo artículo.

¿Es nuestro sistema monetario sostenible?

abril 26, 2006

Hoy en día cada vez más personas se preocupan del asunto de sostenibilidad pero me sale muy extraño ver que ha habido hasta hoy pocas tentativas para aplicar este concepto al dominio monetario. Todo el mundo está bien consciente de lo devastador de las crisis monetarias para cualquier economía nacional pues hemos testigado varios casos en todo el planeta(Asia en 1997, Rusia en 1998, Argentina en 2002…), pero me es muy difícil pensar en los analistas financieros que debatan cómo construir un sistema monetario sostenible.

Margrit Kennedy(en alemán e inglés), arquitecta alemana, es una de las pocas personas en el mundo que se han atrevido a dar una respuesta a esta pregunta. Ella se dio cuenta de que el sistema monetario actual no es favorable a las construcciones ecológicas a las cuales se dedicaba ella y se puso a estudiar los aspectos monetarios de nuestro sistema económico para concluir que tiene unas fallas estructurales. Aquí están sus descubrimientos claves en su obra maestra “Dinero sin inflación ni tasa de interés.”(en alemán e inglés)

1. Crecimimento exponencial(en alemán e inglés)

El sistema monetario actual, cargado de interés compuesto, hace necesario que nuestra economía crezca para siempre y cada vez más. Este fenómeno no es común en el reino natural, sin embargo, por ejemplos los seres humanos dejan de crecer físicamente cuando llegan a ser adultos, y la curba exponencial económica está destinada a agotar todos los recursos naturales y/o humanos antes de fundirse como el cáncer acelera su crecimiento para acabar con matar todo el cuerpo.

2. El pago de interés pesa mucho a cualquier proyecto(en alemán e inglés)

Pagamos interés no solamente para nuestra deuda sino también para cualquier bien y/o servicio. Se paga una parte de su tarifa de autobús para cancelar la deuda de la empresa de este transporte con interés, y según Kennedy el porcentaje del interés sobre lo que pagamos remonta a un cuarto por promedio. Es muy importante darse cuenta de que el interés hace que algunos proyectos ecológicos no sean “rentables.”

3. Redistribución injusta de riqueza por intermedio del interés(en alemán e inglés)

Pero el punto más importante del interés en cuanto a la democratización económica es que este transfiere la riqueza de los pobres a los ricos: Es obvio que los que no tienen dinero tengan que pedir un empréstamo al comprar algo grande(como casa o coche) y que tengan que pagar el interés además del capital principal mientras que los ricos pueden aprovechar de esta circunstancia para enriquecerse todavía más. Muestra Kennedy que más del 80% de la población pierde dinero mientras que sólo un puñado de los superricos pueden ganar más desde este sistema, preguntando si se permite un sistema monetario con tales características desde el punto de vista de justicia social.