Archive for abril, 2010

¿Empresas Sociales o Economía Solidaria?

abril 21, 2010

Como he estado tratando de vincular actores de economía solidaria de Asia Oriental con sus homólogos en el resto del mundo, recién he conocido bastantes personas que trabajan para empresas sociales y me di cuenta de que este término es más popular que la economía solidaria aquí (en Japón, Corea, Taiwan, Hong Kong y últimamente en China también).  Estos dos movimientos parecen buscar fines similares pero quisiera aclarar una diferencia fundamental entre estos dos conceptos.

Es muy importante acordarse del hecho de que la primera iniciativa de empresa social emergió en Reino Unido y que después se difundió a otros países, en especial en otros países de habla inglesa.  Por otro lado, el uso de la palabra “economía solidaria” es bastante común en aquellos países donde se habla uno de idiomas romances, tales como Francia, Italia, España, Canadá (especialmente Québec), Latinoamérica y Senegal.  Y con esto se explica porqué el término “economía solidaria” sigue casi desconociéndose en Asia, dado que hoy en día el uso de francés, castellano y portugués es muy poco, si todavía hay, en este continente.

El concepto clave de emprendimiento social es que vos manejás una empresa con fines sociales y/o ecológicos, tales como la creación de empleos para los discapacitados y la provisión de microcrédito a las comunidades pobres y financieramente excluidas, no necesariamente desafiando el capitalismo convencional.  Es por eso que se consideran miles de corporaciones privadas con fines sociales también como empresas sociales, lo que es poco probable en caso de economía solidaria.  Y he encontrado una conferencia sobre emprendimiento social con HSBC como patrón, pero no me puedo fijar que esta institución financiera multinacional esté trabajando junto con la economía solidaria.  Quizá estén más interesados en construir el capitalismo sostenible que en lograr la justicia social.

Se ha promovido la economía solidaria, al contrario, como alternativa a la globalización neoliberal, sobre todo en el Foro Social Mundial, un contraforo al Foro Económico Mundial, y los actores ven cualquier tipo de capitalismo como explotativo.  Así las cooperativas de trabajo y de otros tipos son los principales actores de esta economía, aunque se figuran algunas empresas sociales en esta categoría también.

No creo que sea una mera coincidencia que estas dos culturas distintas hayan promovido distintos términos, porque los dos se basan en distintos valores socioeconómicos.  Nadie duda de que se ha desarrollado el capitalismo mejor en los países anglosajones, y el emprendimiento social es más conveniente que la economía solidaria para, al menos, alguna gente allá porque no afectará la misma estructura del capitalismo mientras que aquellos con pasión latina tienden a cuestionarla.  Y en este sentido Asia es tan anglosajonizada que a la élite le conviene más tratar de empresas sociales que cooperativas solidarias, también con el fin de preservar los principios capitalistas.

Quizá pienso yo así debido a mi prejuicio, pero para mí esto es uno de los desafíos más grandes que he encontrado como promotor de economía solidaria, ya que los asiáticos tienden a preferir el mundo de habla inglesa al latino.  ¿Qué podemos hacer para implementar un cambio de paradigma acá?

Prefectura de Shiga, Japón trabajará para nuevas iniciativas de moneda complementaria con el fin de preservar su ecosistema y potencialmente de crear nuevos empleos

abril 19, 2010

Una charla tuvo lugar en Ôtsu, Shiga, Japón el miércoles, 07 de abril de 2010 sobre una potencial introducción de sistemas de moneda complementaria para promover la preservación ambiental además de fomenter nuevos empleos en esta región.

La Prefectura de Shiga(*), ubicada al lado de la de Kioto, tiene el lago más grande de Japón, demoninado el Lago Biwa, que abastece agua potable a residentes e industrias no sólo de Shiga sino también de otras prefecturas de Kioto, Osaka y Hyogo (capital: Kobe).  Existe mucha preocupación popular sobre la calidad del agua del lago, que ha dado luz a varios movimientos ecologistas y también a la gobernadora ecologista Yukiko Kada en julio de 2006.  Bernard Lietaer, experto belga de monedas complementarias, fue invitado a Japón para dar algunos consejos a la prefectura y se encontró con la gobernadora para dar el esbozo sobre la potencial de esta herramienta para promover políticas ecológicas en esta prefectura.

Terminología: Japón está compuseto de 47 prefecturas, normalmente denominadas como “ken” (tales como Hiroshima-ken y Nagasaki-ken), excepto “to” para Tokio (Tôkyô-to), “fu” para Kioto y Osaka (Kyôto-fu y Ôsaka-fu) y “dô” para Hokkaidô (bueno, en caso de Hokkaidô no se dice Hokkaidô-dô sino simplemente Hokkaidô).

El belga empezó su charla por referirse al hecho de que nuestros sistemas a gran escala, diseñados para la época industrial, están en crisis al enfrentarse con realidades posindustriales, demostrando que los sistemas monetarios no son, contrarios a la creencia popular, “neutrales a los valores” y que se necesitan diferentes sistemas monetarios para lograr diferentes metas socioeconómicas, en especial dado que las monedas nacionales tienen demasiadas características de yang (masculinas), amenazando el equilibro de nuestras sociedades y requiriendo que tengamos otras monedas para fortalecer las características de yin (femeninas).

La propuesta de Lietaer es introducir dos diferentes tipos de monedas complementarias para tratar de diferentes temas de la prefectura: la primera es cobrar un nuevo impuesto ecológico que será sólo pagado en una nueva moneda complementaria a llamarse como  “Biwa” y dijo el ponente que cuatro ciudades europeas (Bristol, Bruselas, Liverpool y Luxemburgo) están están considerando la implementación de un esquema parecido.  Se les requerirá a los residentes de Shiga a ganar una cierta cantidad de Biwa por ofrecer algunas actividades voluntarias de mejorar el ambiente local o por comprar esta cantidad de moneda a alguien, en un modo similar a las transacciones del derecho a emitir CO2.  La segunda es introducir una moneda empresarial, parecida a la que se practica en Uruguay y Brasil, para promover transacciones entre empresas en Shiga con el fin de que se pueda crear más puestos de empleos.

Me parece que Shiga presta más atención a aspectos ambientales que los socioeconómicos de monedas complementarias pues los oyentes de la charla preguntaron casi exclusivamente sobre Biwa mientras que me parecían poco preocupados en las condiciones laborales que se están deteriorando.  Vale la pena recordar, sin embargo, que en Shiga viven también miles de inmigrantes brasileños quien están sufriendo de los despidos pues la manufactura en este país está enfrentando varias dificultades, y se recomienda que Shiga empiece a estudiar el modelo de Banco Palmas, Fortaleza, Brasil, que ha logrado crear un montón de empleos en un barrio precario, si realmente piensa que es importante crear nuevas oportunidades de trabajo tanto para los brasileños como para los japoneses.

I Foro Social de Economía Solidaria

abril 18, 2010

Se celebró el I Foro Social de Economía Solidaria en Santa Maria, Rio Grande do Sul, Brasil del 22 al 24 de enero de 2010 para mostrar logros en varios aspectos de esta nueva economía y también para fijar desafíos a superar, con centenares de participantes principalmente desde varias partes de Brasil y de países vecinos (sobre todo Argentina y Uruguay) pero también desde Estados Unidos, Canadá, Europa y Japón (bueno, de hecho era yo).  La mayoría de participantes a este evento se trasladaron a Porto Alegre y/o en ciudades cercanas donde siguieron más discusiones durante el Foro Social 10 Años del 25 al 29 de enero.

El viernes, 22 de enero empezó este evento por recordar el camino recorrido a lo largo de la década (desde el I Foro Social Mundial que tuvo lugar en Porto Alegre en enero de 2001), seguido por dos sesiones plenarias que se dieron en paralelo (“Apertura del Seminario Nacional, Comercio Justo y Solidario en los Mercados Domésticos Brasileños” y “Asamblea Intercontinental: Economía Solidaria y Foro Social Mundial – retrospectivas y perspectivas.”)  Yo asistí a la internacional donde participantes de otros países aplaudieron varios logros de Brasil en término de economía solidaria (creación de la Secretaria Nacional de Economia Solidária (SENAES) y del Fórum Brasileiro de Economia Solidária (FBES), por ejemplo) además de pedir que Brasil tome más iniciativas para difundir la economía solidaria para afuera también, y algunos destacaron la importancia de coordinar políticas aduaneras entre los países miembros de Mercosur para que se pueda intercambiar más productos de economía solidaria más allá de fronteras.

El Día 2 (Sábado, 23 de enero) hubo cinco talleres diferentes (“Finanza Solidaria”, “Educación y Cultura”, “Integración Solidaria Internacional, “Producción, Comercialización y Consumo Solidarios” y “Soberanía Alimentar y Nutricional”).  Yo estuve en la sesión de Finanza Solidaria donde siete ponentes (incluso yo mismo) dieron presentaciones.  Heloísa Primavera de REDLASES, Argentina mencionó que  se ha diseñado el sistema monetario actual para ofrecer dinero insuficientemente y que el Banco Central de Brasil está actualmente empezando a ofrecer ayudas técnicas para monedas comunitarias.  Ella criticó que sigue considerándose la economía solidaria como economía de los pobres, proponiendo un cambio de paradigma de que se trata de un nuevo modelo de desarrollo.  Y seguí yo, de Laboratorio Online sobre Monedas Complementarias JAPÓN, refiriéndome a algunos puntos tales como el carácter de nuestro dinero actual como deuda, la imposibilidad de las comunidades locales y gobiernos nacionales a controlar su propio medio de intercambio, crecimiento exponencial forzado por tasas de interés compuesto y la redistribución de riqueza desde los pobres a los ricos y mostrando algunos ejemplos de moneda complementaria.  Y Paulo Moreira de Rede Estadual de Trocas Solidárias, Rio Grande do Sul habló brevemente sobre sus prácticas de ferias de trueque en que no se usa real (R$, dinero oficial de Brasil) sino vales de trueque para intercambiar bienes.

Otros ponentes dieron sus propias presentaciones también: Rogério Dalló, secretario general de COLACOT (Confederação Latinoamericana de Cooperativas e Mutuais de Trabalhadores) de Porto Alegre, Brasil dijo que en su país las cajas de ahorro tienen solamente el 4% de todos los depósitos, criticó la dura tendencia promovida por las políticas neoliberales, tales como Basilea II y BIS (Banco de Pagos Internacionales) y dijo que algunos países latinoamericanos como República Dominicana y Paraguay no las introdujeron como quisieran los neoliberales, sugiriendo que no se aplique Basilea II a las cajas de ahorro y que fundemos el Banco Mundial de Economía Solidaria.  Joaquim Melo, fundador de Banco Palmas en Fortaleza, Ceará, Brasil, dijo que la enorme pobreza en Brasil es fruto del hecho de que la mitad de los brasileños están excluidos del acceso a instituciones financieras, diciendo que el banco comunitario tal como Banco Palmas (http://www.bancopalmas.org.br/ y http://www.banquepalmas.fr/) que él mismo fundó es  “un servicio financiero, solidario en red, de naturaleza asociativa y comunitaria, dedicado para la reorganización de las economías locales, en la perspectiva de la generación de trabajo e ingreso y de la Economía Solidaria.”  Celina Whitaker de Francia explicó sobre su iniciativa de moneda complementaria que se llama Proyecto SOL, diciendo que se concibió a base de la idea de reconsiderar dinero, teniendo como fundamento otros indicadores que no sean PIB y definiendo la economía solidaria como medio de lograr los objetivos de la lucha, mostrando cómo se puede usar esta moneda complementaria (como puntos de fidelidad en tiendas de economía solidaria, bancos del tiempo y puntos para voluntarios).  Y el último ponente, Haroldo Mendonça de SENAES habló del Banco do Nordeste y su reconocimiento mundial además de destacar los esfuerzos del Banco Central a apoyar bancos comunitarios que emiten monedas locales.  Se aprobó otra propuesta de apoyar la lucha social de la Alianza Cooperativa Nacional en México.

El domingo, 24 de enero hubo 20 talleres sobre una diversidad de temas, tales como soberanía alimentar y nutricional, agricultura urbana, integración internacional, gestión conjunta por el sector público y ONGs, educación y cultura solidaria, identidad socialista en economía solidaria, incubadoras para cooperativas populares, espacio online para economía solidaria (CIRANDAS), establecimiento de cadenas productivas, involucramiento de los jóvenes y otro consumo. A la tarde se presentó los resúmenes de las discusiones del sábado, reconociendo que ha habido efectos recíprocos entre la economía solidaria y el Foro Social Mundial que ayudó a que se articulen los actores locales de economía solidaria a nivel intercontinental, necesidades de coordinar políticas públicas, importancia del mapeo de iniciativas, protestas a la situación actual en que grandes corporaciones manipulan el abastecimiento de alimentos, creación del banco de semillas, derecho de la gente al alimento, solidaridad entre ciudades y campo, importancia de comercio justo no sólo Norte-Sur sino también Norte-Norte y Sur-Sur y cambio de paradigma en el modelo de desarrollo.

Siguieron las discusiones en la semana siguiente en Gran Porto Alegre, con varios seminarios interesantes tales como políticas públicas en varios países (Brasil, México, Paraguay y Québec) y la economía de gratuidad donde hablaron cinco ponentes de Bolivia, Brasil, Francia y Uruguay.  Dijeron que en Brasil la economía solidaria está basada en la tradición democrática y que fue consolidada en el gobierno de Lula por la creación de la Secretaria Nacional de Economia Solidária (SENAES) y del Fórum Brasileiro de Economia Solidária (FBES) mientras que en Paraguay la economía solidaria está todavía en etapas tempranas y que en México la gente está luchando por una ley a favor de cajas de ahorro.  En término de economía de gratuidad se dieron algunos puntos interesantes, por ejemplo en la economía actual está predominante el mercantilismo fundamental, la salud es bien público y por lo tanto debe ofrecerse gratis.

Mi impresión es que ocho días (del 22 al 29) para los dos foros eran, lo admito yo, un poco demasiado largos y fatigantes para participantes, sobre todo porque se dieron las discusiones en pleno verano en lugares sin aire acondicionado.  Y la distancia entre varios lugares de seminarios y talleres durante el Foro Social Mundial en Gran Porto Alegre era otro inconveniente.  Desde el punto de vista de un visitante internacional, sería mejor si el foro pudiera tener lugar en universidades y/u otros lugares bajo techo y buenas logísticas.

Y otro desafío para mejorar estos foros es fortalecer la red intercontinental y servicios de interpretación para que puedan participar los no latinoamericanos también e intercambiar experiencias.  Fue una pena que yo era el único participante de Asia y que había mucho menos participantes de otros continentes que había imaginado (no vi más que 10 no latinoamericanos durante todo el evento).  Desearía que hubiera más esfuerzos, en caso de que se celebre el II Foro Social de Economía Solidaria, con el fin de estimular más participaciones de los no latinoamericanos y lograr una evolución para que este movimiento sea realmente mundial.

IX Asamblea Nacional de la Red Japonesa de Cooperativas de Trabajo

abril 16, 2010

La IX Asamblea Nacional de la Red Japonesa de Cooperativas de Trabajo (Workers’ Collective Network Japan, WNJ) tuvo lugar el sábado, 05 y el domingo, 06 de diciembre de 2009 en Saitama, cerca de Tokio, Japón.  Casi 600 personas, principalmente (más del 90%) amas de casa de entre 50 y 70 años, vinieron de diferentes partes de este país asiático a este sitio para ver las colegas que normalmente no pueden ver debido a la larga distancia que las separa, intercambiando sus experiencias.  Agradezco profundamente a WNJ por sus esfuerzos valiosos de redactar un libreto muy bien hecho que ha sido muy útil en elaborar este informe.

WNJ ha organizado sus asambleas nacionales cada dos años desde 1993 en que participan sucursales prefecturales y otros asociados.  La primera cooperativa de trabajo en Japón, denominada como “Ninjin” (“zanahoria” en japonés), se fundó en Kanagawa en 1982, seguida por otras en Tokio y Chiba en 1984 y otras prefecturas.  Es muy importante reconocer el hecho de que la mayoría de ellas han nacido como iniciativas sugeridas por cooperativas de consumo*, que ya estaban bien activas a lo largo del país, con el fin de satisfacer las necesidades socioeconómicas no cuidadas, especialmente en áreas de preparación de comida (alimentación), cuidado de niños y ancianos.  En otras palabas, la mayoría de cooperativas de trabajo han mantenido contactos cercanos con las cooperativas existentes de consumo, y este aspecto tiene sus propias ventajas y desventajas que volveremos a estudiar después.  Y es también verdad que el movimiento no se ha expandido uniformemente en todo el país, con algunas prefecturas que tienen docenas de cooperativas y otras carecientes.

* Algunos actore no japoneses de economía solidaria tienden a malentender que el término “Seikatsu” (que quiere decir “vida cotidiana” en japonés) es el nombre de todas las cooperativas de consumo a lo largo del país: la verdad es que la Seikatsu Club Consumers’ Co-operative Union (en castellano, inglés, coreano y japonés) está activa sólo en algunas prefecturas del este del país mientras que, por ejemplo Fukuoka, donde reside actualmente el autor, tiene Green Coop y F Coop.  El mejor término en japonés para describir todo el movimiendo de cooperativas de consumo es “Shôhisha Seikyô” (Cooperativa(s) de consumo).

La asamblea comenzó con siete talleres que fueron simultáneamente organizados el sábado a la tarde.  El primer taller trató del proceso legislativo pues Japón todavía no tiene ninguna ley que rija sobre estas cooperativas de trabajo, discutiendo una revisión de la Ley sobre Companías de Seguro que se pondrá en vigor en abril de 2011, afectando negativamente a las asociaciones mutuas.  El Prof. Atsushi Fujii de la Univ. de Rikkyô dio otra presentación sobre la Ley para el Desarrollo de Empresas Sociales en Corea del Sur, contando que esta ley es el fruto del movimiento contra la pobreza junto con los sindicatos allí pues se reconocen como empresas sociales aquellas que proveen empleos y/o servicios sociales a la clase social frágil, con derechos a la reducción de impuestos, subsidios y otros apoyos, proponiendo estrategias al público japonés.  Al final la Senadora Masako Ogawara dio un panorama general sobre el proceso hacia la aprobación de la ley.  El segundo taller era sobre servicios de cuidado a niños y a ancianos que ofrecen las cooperativas de trabajo donde cuatro ponentes compartieron sus experiencias diarias y mostraron cómo sus ayudas han mejorado el nivel de vida de los usuarios.

El tercer taller era sobre servicios de alimetnación donde se presentó y discutió la dura realidad.  En Gran Tokio están en déficit 28 de 63 cooperativas de trabajo de este sector  y un ponente destacó el hecho de que Kanagawa tiene empresas más rentables que otras prefecturas, suponiendo que este mejor resultado financiero es quizá gracias a la relación todavía más íntima entre este sector de alimentación y otras partes de Seikatsu Club Group tales como cuidado a ancianos.  La mayoría de comida para llevar cuesta más de 500 yenes (US$5,50) mientras que en Japón actual en deflación otras empresas venden cosas tan baratas como 200 yenes (US$2,20), lo que hace que los consumidores elijan opciones económicas aunque son conscientes del significado de estos productos de cooperativas.

El cuarto taller era sobre la gestión de cooperativas de trabajo donde se presentaron cinco casos exitosos de cuidado a niños y a ancianos, de alimentación etc.  Una iniciativa impresionante en Sakura, Chiba combina diferentes actividades, tales como la recolección de aceite de colza usado, reciclaje, comida orgánica y servicio de comida preparada, pagando entre 1.000 y 1.300 yenes (US$ 11,10 a 14,40) por hora de acuerdo con la experiencia de cada socia, además de distribuir panfletos a sus vecinos cuando se estagnó la venta.  El quinto taller era sobre el servicio de cuidado a niños y una ponente acentuó la importancia de centros para tales servicios como núcleo para toda la comunidad y otra ponente discutió el alto costo de este servicio debido a su forma intensiva de trabajo.

El sexto taller era sobre la construcción de comunidades en que las cooperativas de trabajo colaboran a aquellas de consumo.  Una iniciativa en Kanagawa aprovecha todos los recursos existentes de las cooperativas de consumo, tales como canales de publicidad y experiencias de autogestión, con el fin de promover la participación ciudadana al cuidado a ancianos.  Se presentó también otro caso en que se fundó una persona jurídica de bienestar social en Fukuoka como un proyecto conjunto con otras cooperativas de consumo.  En el séptimo taller se estudió la posibilidad de que todo el mundo en la comunidad pueda trabajar, mostrando iniciativas de servicios de lavado de platos, panadería y alimentación etc. que dan empleos a los jóvenes secluídos, personas con deficiencia y otra gente que habían sufrido de exclusión social antes de juntarse a la cooperativa de trabajo.

El domingo a la mañana hubo algunos saludos, incluso uno de un vice gobernador de Saitama, seguidos por seis presentaciones de esbozos para nuevas cooperativas de trabajo, tales como apoyo de agricultura urbana a cuidado a niños y alimetanción.  Esta fue la primera vez que WNJ pidió a jóvenes fuera de su red a presentar tales casos con el fin de ampliar el mismo concepto de cooperativas de trabajo a nuevos tipos de personas, y a los participantes les interesaba más ver lo novedoso de estos esbozos que examinar su viabilidad (algunos proyectos por estudiantes eran muy dependientes de las contribuciones por parte de los profesores).  A la tarde hubo otros nueve talleres, sobre la comercialización de los productos, sobre el tema de alimentación, sobre NPO Bank **, sobre los jóvenes, etc.

** El término más popular en Japón que designa la finanza solidaria es NPO Bank (“NPO” en japonés quiere decir “organizaciones sin fines de lucro”), aunque otras empresas también tienen acceso a créditos por tales instituciones financieras.

Prácticamente para mí fue esta asamblea la primera vez de aprender sobre las prácticas de las cooperativas de trabajo en Japón y pude observer tanto sus logros como sus desafíos:  La vinculación íntima entre las cooperativas de trabajo y las de consumo es beneficial en el sentido de que las de alimentación, por ejemplo, consiguen abastecedores de comida orgánica etc. que son también actores de economía solidaria, mientras que el elevado costo de materia prima ha bajado la rentabilidad de estos negocios.  Podría mejorar el balance comercial si se remplazaran estas materias caras con otras disponibles a través de cadenas convencionales de abastecimiento, lo que nunca desearán las cooperativas, sin embargo, porque se han concebido estas mismas empresas como una manera de fortalecer la espíritu cooperativo de las cooperativas de consumo en otros campos socioeconómicos.

También no se debería olvidar el hecho de que la mayoría de los socios de estas cooperativas de trabajo cobran menos que el salario mínimo (En Japón cada prefectura determina su propio salario mínimo que varía de 791 yenes (US$8,78) en Tokyo a 629 yenes (US$6,89) en Okinawa etc.) y que por lo tanto se ven obligados a tener otras fuentes de ingreso (el ingreso de su marido o su pensión) para mantenerse.  Este hecho puede llevar a que se perciba una idea errónea de que las cooperativas de trabajo son sólo para amas de casa de clase media-alta y jubilados que tienen poca preocupación sobre su ingreso, y les será necesario construir otros modelos de negocio con el fin de generar empleos que permitan que los hombres también puedan mantener toda su familia.  A este respecto, sería muy útil estudiar el logro de la ley coreana sobre las empresas sociales y ver qué elementos se podrían aplicar a la legislación japonesa, además de promover intercambios con cooperativas de trabajos en otros continentes como Europa y América Latina.

El II Foro Asiático para Economía Solidaria

abril 15, 2010

Se celebró el II Foro Asiático para Economía solidaria el sáb, 07 y el dom, 08 de noviembre de 2009 en la Universidad de Naciones Unidas, la Universidad Aoyama Gakuin y la Women’s Plaza, Tokio, Japón.  Unas 320 personas de 11 países asistieron a este evento de escala internacional, aprendiendo tanto de fundamentos teóricos como de prácticas de economía solidaria en Japón, en Asia y en otras partes del mundo.  Además hubo más de 10 ONGs que presentaban sus productos y actividades en sus establos, permitiendo que los visitants puedan observer la diversidad de areas de economía solidaria.

La conferencia comenzó con una ponencia introductoria por la Sra. Yoko Kitazawa, una de los fundadores del PARC (Pacific Asia Resource Center), que admite el hecho de que se usa con tan poca frecuencia el término “economía solidaria” en Asia, explicando su desarrollo histórico en Europa, mencionando RIPESS y PSES en Alianza 21 como redes globales de gran relevancia que han impulsado este movimiento.  Y siguió otra conferencia por video del Sr. Pierre Calame, de FPH, que dijo que el cliché “el Siglo XXI es para Asia” vale también en término de economía solidaria, hablando de la necesidad de convertir nuestra economía en algo en que los “territorios” (los francófonos preferían este término mientras que muchos anglófonos me dijeron que habría que remplazarlo con la palabra “comunidades”) puedan administrar sus propias monedas y fuentes de energía, poniendo sus manos de obra para la cohesión social y haciéndose más autosuficientes.

La Sesión 1 era sobre la perspectiva de la economía solidaria en el mundo y tres ponentes compartieron sus visiones (se suponía que vendría otro ponente desde Brasil, pero tuvo que anular su viaje debido a su enfermedad).  El Sr. Vincent Dagenais desde Quebec, Canadá trató de tres temas, a saber: exclusión social de los pobres que no tienen acceso a créditos, necesidad de gestión participatoria de territorios y la soberanía alimentaria, con la conclusión de que la globalización excluye la gente mientras que la economía solidaria la incluye.  Los segundos ponentes, la Sra. Martine Theveniaut de Francia y el Sr. Yvon Poirier de Canadá, presentaron su iniciativa que se llama “Pactes Locaux” (“Acuerdos Locales” en castellano) que trata de vincular actividades basadas en territorios (medio ambiente, sociedad, cultura, finanza y gobernanza) a nivel global.  El tercer ponente, el Sr. David Thompson de Job Australia, habló de las dos economías en su país, o sea la economía dominante que persigue su codicia y la otra en busca del bienestar común, esperando que nuestros desafíos hoy tales como el cambio climático, el pico petrolero y la crisis alimentaria nos lleve hacia más transformaciones.

La Sesión 2 se enfocó en Asia y seis ponentes desde cinco países contaron sus propias historias.  El primer ponente, el Sr. Benjamin Quiñones de Filipinas, organizador principal del I Foro Asiático en octubre de 2007 en Manila, habló de su propia red CSRSME que consiste en pequeñas y medianas empresas filipinas con responsabilidad social y ambiental, diciendo que está tratando de crear una cadena de suministro entre esas empresas y de mejorar sus gestiones.  Lo siguió el Sr. Denison Jayasooria de la Universidad Binary, Malasia quien describió brevemente el crecimiento económico de su país además de la disparidad severa de ingreso y de comunidades rurales poco desarrolladas, aunque este profesor ve estas realidades como nuevas oportunidades porque están emergiendo diversas iniciativas para reducir estas disparidades, tales como microcrédito y cooperativas.  Y el Sr. Shaun Isaac mostró su iniciativa de construir centros de informática en 42 comunidades en toda Malasia como un ejemplo, con el fin de ayudar la gente, sobre todo mujeres, a aprovechar el acceso a Internet para comercializar mejor sus productos y servicios.  Después vino la Sra. Ira Shah, desde Self Employed Women’s Association (SEWA), India quien habló de sus iniciativas de microcrédito y también la expansión de su red a toda Asia del Sur y hasta Afganistán.

El cuarto ponente, el Sr. Won-bong Jang desde Social Investment Support Foundation, Corea, presentó la situación actual de empresas socials además de la de centros regionales de autoayuda en su país.  Actualmenbte se encuentran 251 empresas sociales reconocidas por el Ministerio de Trabajo, que tienen como objetivo principal o la creación de empleos u oferta de servicios socials (algunas veces ambas) y trabajan para los débiles, los ancianos y los con deficiencia física y mental.  Y hay 242 centros de autoayuda, con 2.967 ejemplos que emplean 26.691 empleados.  El último ponente, Sr. Jun Nishikawa de la Universidad de Waseda, Japón, describió la estructura de la economía japonesa, diciendo que allí los politicos y otra élite convencional han estado más controlando que ayudando al sector sin fines de lucro tales como cooperativas agrícolas o las de consumo, aunque han emergido nuevas formas de actividades sin fines de lucro a partir de la década 1990.

El enfoque principal de la Sesión 3 era sobre la finanza solidaria y cuatro ponentes dieron sus presentaciones.  El primero, Bernd Balkenhol de la Organización Internacional de Trabajo, dio un panorama general de la finanza solidaria y su diferencia en comparación con la convencional, o sea la social se da cuenta de los valores ecológicos y sociales además de perseguir ganancias financieras.  Después la Sra. Viviane Vandemeulebroucke de INAISE habló de su organización y algunas instituciones socias en Europa tales como Triodos Bank, Países Bajos, Clann Credo, Irlanda y La NEF, Francia.  La tercera, la Sra. Micol Pistelli en Washington D.C., Estados Unidos, presentó su ONG MIX que se dedica al análisis sobre la gestión de microcrédito en el mundo entero.  Al final de la sesión apareció la Sra. Mariko Kawaguchi, de Daiwa Institute of Research Holdings, un instituto que pertenece a una empresa comercial de acciones en Japón, para explicar la situación actual de finanza solidaria en este país de Asia Oriental, proponiendo al sector sin fines de lucro a aprovechar estos servicios de finanza social que ofrecen las instituciones convencionales financieras.

La Sesión 4 era sobre el papel que juegan las empresas socials hoy en día.  El primer ponente, el Sr. Benjamin Quiñones que ya había hablado en la Sesión 2, mostró varias empresas socials y cooperativas en Tailandia, Malasia, Indonesia y Filipinas, tales como un grupo de artesanos, turismo responsable, vivienda digna y barata para los pobres, café saludable, servicios de funerales y huerta orgánica de té verde.  La segunda ponente, la Sra. Chigusa Fujiki de Workers’ Collective Network Japan, mostró varias iniciativas en su país, tales como servicio de alimentación (restaurantes y loncheras), panaderías, mermelada, cafetería, jardín de infancia y servicio de transporte para ancianos.  La tercera ponente, la Sra. Jung-eun Ha de Work Together Foundation , Corea dijo que la baja calidad de empleo allí dio luz a empresas sociales con el fin de ofrecerles mejores oportunidades de empleo a los pobres, mencionando la ley a través de la cual el gobierno da subsidio por el período máximo de 2 años a aquellas empresas reconocidas como sociales.  Y el último ponente, el Sr. Kendo Otaka de la Universidad Seigakuin, Japón, mostró unos desafíos del sector de economía solidaria allí, refiriéndose a algunos ejemplos de exclusión social y sugiriendo que los actores ya existentes de economía solidaria jueguen el rol de inclusión social y territorial también.

El domingo por la mañana hubo cinco talleres diferentes: finanza solidaria, comercio justo, cuidado a ancianos y servicios de salud, comunidades autosuficientes y impuesto solidario internacional.  Y la Sesión 5 trató de indicadores y metodologías de evaluación acerca del grado de logro de la economía solidaria y tres ponentes mostraron sus propias prácticas.  La primera, la Sra. Micol Pistelli que había ya hablado en la Sesión 3, dio detalles de la metodología de evaluación que ofrece su ONG que se llama MIX, seguida por el Sr. Rolando Victoria de ASKI, Filipinas, quien compartió su experiencia de evaluación con el resultado final de A-.  La última ponente, Edith Sizoo de Paris, dijo sobre el significado de la Carta de Responsabilidades Humanas.  Se dedicó la última sesión a la redacción del consenso del forum y se espera la publicación del documento dentro de poco.  Se celebrará el III Foro Asiático para Economía Solidaria en 2011 en Malasia.

Tuve la impresión, a lo largo de esta conferencia, de que la mayoría de los actores japoneses de economía solidaria pertenecen a la clase media alta que tienen más inquietudes en satisfacer sus necesidades (especialmente comida orgánica y cuidado a ancianos) mientras que el tema de creación de empleos y de lucha contra pobreza es de importancia secundaria.  Japón ha estado atravesando cambios radicales de su estructura socioeconómica, sin embargo, incluso el envejecimiento poblacional, aumento del déficit del sector público y el desmantelamiento de la clase media, y es esencial que el movimiento entero de economía solidaria en Japón se dé cuenta de estas tendencias actuales si verdaderamente quiere mostrar alternativas a aquellos que realmente están sufriendo del estatus quo.

Relanzando mi blog

abril 14, 2010

Perdónenme por no haber escrito nada en los últimos 2 años y medio.

Una de las razones por las cuales he dejado de escribir mi blog es que tarda demasiado tiempo en preparar los contenidos en seis idiomas, y al tener en cuenta la cantidad de respuestas que he obtenido, pensé que sería mejor no escribir más en alemán y francés y concentrarme en versiones más responsivas.  Así que a partir de ahora voy a escribir artículos en coreano, español, inglés y japonés.

Últimamente he tenido algunas noticias interesantes, y las voy a colocar acá cuanto antes.  ¡¡No dejes de volver a leerme!!

Miguel Yasuyuki Hirota

Autor del blog “Rumbo a la democratización económica”