II Conferencia Internacional de monedas Sociales y Complementarias

junio 30, 2013

Image

    Del miércoles, 19 al domingo, 23 de junio de 2013 se ha celebrado en ISS, La Haya, Países Bajos la II Conferencia Internacional de Monedas Sociales y Complementarias.  Unas 500 personas desde 34 países de todos los 6 continentes (América del Norte, América del Sur, Europa, África, Asia y Oceanía) han participado para aprender, discutir e intercambiar ideas y experiencias.  Aquí se puede leer los abstractos de todas las presentaciones.

El martes, 18 por la noche se celebró una charla con el Dr. Thomas Greco de Tucson, Arizona, Estados Unidos como exponente especial.  Después de criticar el sistema monetario actual mencionó la importancia de “reconcebir, en el sentido más fundamental, la misma idea de moneda, crédito y pago” en alusión a una frase similar del ex presidente de Visa Internacional e indicó los siguientes tres tipos de moneda: “moneda VENDIDA en moneda oficial”, “moneda REGALADA sin ninguna obligación formal” y “moneda PUESTA en circulación como crédito” y se refirió a “mercados libres y abiertos“, “crédito sin interés“, “un medio honesto de pago basado en principios adecuados que aseguren la reciprocidad“, “una unidad objetiva y estable de medida de valor” como requisitos para el intercambio eficiente, efectivo, justo y sostenible.  Habló de la necesidad de que el emisor acepte la moneda emitida y señaló, como elementos que inhiben el crecimiento de monedas sociales, deficiencia del diseño del sistema, otros problemas de gestión y la no capacidad de llegar a la escala.

El miércoles, 19 de junio se inauguró oficialmente el evento con un minuto de silencio a Sandra Magalhães, cofundadora del Banco Palmas en Fortaleza, Brasil quien había fallecido el jueves anterior, y hubo dos ponencias inaugurales.  La primera de Katherine Gibson de la Universidad de Western Sydney, Australia era sobre la recuperación de la soberanía popular sobre de la economía a base de su libro “Take back the Economy” que ha salido este año.  Empezó por criticar el capitalocentrismo que aliena a los empleados, a los gerentes, a los consumidores, a los dueños de propiedad y a los inversores y propuso la reestructuración de la economía.  Presentó las diversas formas de economía y habló de tres tipos de economía para las tres categorías: labor (trabajo renumerado, trabajo alternativamente remunerado y trabajo no remunerado), mercado (mercado, mercado alternativo y no mercado) y capital (economía capitalista, economía alternativamente capitalista y economía no capitalista), mostrando ejemplos de que en la economía filipina existen todos tipos ya mencionados.  Destacó la importancia de saber el origen de cada producto para concientizarse de la situación de los trabajadores y arguyó que las monedas sociales “construyen relaciones.”

El segundo ponente inaugural (se puede leer todo el texto en inglés aquí: http://thememorybank.co.uk/2013/06/18/money-in-the-making-of-a-human-economy-beyond-national-capitalism/) es el Prof. Keith Hart de la Univ. de Pretoria, África del Sur quien dirige el programa de economía humana, una expresión acuñada por él para traspasar la idea latina de economía social y solidaria en el contexto sociocultural de los países anglosajones.  Comenzó por hablar de sus años de involucramiento en el modelo LETS, definió que Europa está teniendo el mismo problema que aquel en Argentina en 2001 – 2002, juzgó la introducción de Euro como error y mencionó el colapso del capitalismo nacional y propuso la aproximación de la economía humana a base de su libro “human economy” publicado en 2010 junto con Jean-Louis Laville y Antonio David Cattani.

Por la tarde hubo dos talleres y en el primero que asistí hubo cuatro presentaciones.  El profesor Baeg Eui, Hong de la Univ. Nacional de Seúl, Corea del Sur presentó el panorama de las monedas sociales en su país donde se destacan dos experiencias: Hanbat LETS en Daejeon y Gwacheon Pumasi en Gwacheon, Gran Seúl, además de la reciente iniciativa de la Fundación del Bienestar de Seúl a fundar 25 iniciativas y clasicó las experiencias en cuatro categorías: “comunidad de vecinos” (más conservadora), “comunidad alternativa” (más anticapitalista y militante), “comunidad activa” (más ecologista) y “comunidad ecológica” (más ecologista y militante).  Mike Unrau de Calgary Dollars en Calgary, Alberta, Canadá dio los siguientes 6 pasos para obtener el apoyo del gobierno local: 1) Encontrar el soporte a la organización, 2) Encontrar un pequeño subsidio, 3) Establecer relaciones con concejales, 4) obtener la aprobación del concejal, 5) buscar subsidios más grandes y 6) hablar su lenguaje / ser oportunista.  Juliana Braz de la Universidad de São Paulo, Brasil mostró su investigación sobre los prestatarios de Banco Palmas en Fortaleza, Ceará que constata que el 60% de los encuestados contestaron que aumentaron sus involucramientos a la comunidad y que el 80% se identifica con esta moneda social aunque la mayoría deja de usarla con el paso del tiempo.  Y  por último Ruth Naughton-Doe de la Universidad de Bristol, Reino Unido desmitificó los bancos del tiempo que no son autogestionarios, salen caros para su gestión, sólo pocos socios intercambian y faltan pruebas sobre otros aspectos positivos.

En el segundo taller hubo otros cuatro talleres.  Joey Renert mencionó la importancia de respaldar las monedas sociales con recursos fundamentales de mucha demanda y exportable pero distintos a aquellos que garantizan la moneda oficial. András Novoszáth de la Open University, Reino Unido explicó sobre la influencia que puede aportar el conocimiento de una moneda social sobre el comportamiento de sus usuarios.  Hugo Godschalk de Paysys Consultancy GmbH, Alemania explicó diferentes aspectos de regulaciones financieras sobre monedas sociales, aclarando que la diversidad de sus características complica la aplicación de leyes, además del hecho de que en cada país se aplican diferentes leyes sin ninguna unificación jurídica en toda la Eurozona.  Después Takashi Hashimoto mostró el resultado de sus investigaciones entre la conciencia sobre el dinero y el uso de la moneda social.

El jueves, 20 comenzó con otra charla inaugural.  El Prof. Akinobu Kuroda de la Univ. de Tokio, Japón destacó la alta cohesión social de LETS en comparación con el anonimato de la moneda oficial (cohesión social) y definió que la calidad de la moneda depende de la relación social, aunque hubo voces que decían lo contrario (la relación social depende de la calidad de la moneda).  Después hubo tres talleres simultáneos en que Ricardo Orzi, de la Universidad de Luján, Argentina comparó algunas experiencias francesas de moneda social con la práctica histórica de los clubes de trueque en Argentina, indicando que el respaldo en moneda oficial y la actitud más asistencialista e intervencionista del Estado y la falta del personalismo en Francia, entre otros factores, resulta en diferentes prácticas.  Yo mismo (Miguel Yasuyuki Hirota) de la Universidad de Valencia, España hablé del marketing de monedas sociales como oferta de valores para distintos stakeholders, señalando otros conceptos como marketing social, marketing relacional y presentando la futura experiencia de ORUE en Valencia, España.  Marcelo Gryckiewicz de Buenos Aires, Argentina mostró un vídeo sobre la breve historia de los clubes de trueque en Argentina y Uruguay (se puede ver su vídeo aquí).

Por la tarde estuve en otro taller.  Leander Bindewald y Christophe Place presentaron mecanismos para la evaluación de monedas sociales a base de su tipología y objetivos, aplicando el asesoramiento del impacto para conseguir más financiación a los sponsores.  Irene Sotiropoulou de La Canea, Grecia presentó los altibajos de precios en un LETS en esa ciudad cretana, comprobando la oferta inestable de algunos productos básicos y la tendencia deflecionaria de precios.  Y Peplluis de la Rosa de la Universitat de Girona, Catalunya y de RES Catalunya y James Stodder en el Rensselaer Polytechnic Institute, Hartford, Connecticut, Estados Unidos mostró su estudio sobre la velocidad de diferentes monedas sociales, con todavía varias dudas a aclarar en el futuro.  Y se cerró por pedir la firma al Banco Central de Kenia para no castigar a Will Ruddick, fundador de una moneda social Bangla-Pesa, porque esta moneda social servirá para mejorar la calidad de vida de sus usuarios.

El viernes, 21 de junio se celebró la segunda parte de “políticas públicas”, aunque la mayoría de los talleres eran de otra índole.  En la plenaria Bernard Lietaer de Bélgica definió que estamos en la edad madura de información, que el dinero es un sistema de informaciones.  Edgar Kampers de Qoin, Países Bajos presentó dos iniciativas de bancos del tiempo.  Después hubo varios talleres simultáneos y las discusiones eran variadas, pero personalmente lo que a mí me ha sorprendido era las palabras de Dariusz, que tiene un sistema de barter comercial en Polonia, de que su negocio no es bancario sino “educacional”.  Otras iniciativas de barter comercial estuvieron de acuerdo con esta visión, planteando la necesidad de reposicionar estas experiencias dentro del marco teórico de monedas sociales.  Otra visión interesante que se presentó en esta conferencia era la banca sin intereses donde se dio a conocer experiencias del banco JAK de Suecia y también la definición de la finanza islámica.

El sábado, 22 y el domingo, 23 de junio tuvo lugar la última parte de practicantes que se dedicaba a discutir varios temas relacionados a la moneda social.  Se organizaron decenas de talleres espontáneos cuyos resultados pueden verse en el siguiente enlace.

En esta conferencia he encontrado algunas palabras claves: la primera frase que me impresionó fue la del señor polaco de barter comercial que destacaba que su negocio no es bancario sino “educacional”, refiriéndose a la necesidad de enseñarles a las empresas socias de su sistema a comprender su filosofía.  Otro concepto que dejó una huella importante en mi mente era el “desarrollo local”, pronunciado por el técnico costarricense Erik Brenes que desarrolló varias experiencias en Centroamérica.  Es necesario que nos adaptemos al hecho de que la gran mayoría de la gente, incluso los políticos y los empresarios, no entiende nada o hasta muestran su rechazo al escuchar la palabra “moneda social” y tenemos que elegir un lenguaje adecuado que sea comprensible para este sector de la gente.  Además me ha llamado la atención la visión que planteó Mike Unrau, de Calgary Dollar, Canadá quien considera las monedas sociales como “empresa social.”  Si bien la definición de las empresas sociales se varía de país en país y que las prácticas de moneda social no están necesariamente vinculadas a la creación de empleos para los trabajadores marginalizados, nos urgirá contemplar tal posibilidad para que las monedas sociales puedan contar con más soportes.

3 comentarios to “II Conferencia Internacional de monedas Sociales y Complementarias”


  1. Gracias, Miguel por su síntesis! Trataremos de poner en común los avances del conjunto de iniciativas en el próximo programa de Gaia Education que está por empezar en Argentina, con participantes de varios países:
    http://www.edeargentina.wordpress.com

  2. Pedro Gómez Says:

    Anarco Capitalismo vs Balance Nacional de Masa Monetaria (BNM²)

    Con el fin de que pueda aclimatarse al libro de cabecera, expongo a continuación las ideas del mismo ubicado en el enlace (www.dropbox.com/s/rdkkugz91803ei7/Balance%20Nacional%20de%20Masa%20Monetaria.pdf).

    El hombre tiene dos grandes problemas, que los medios de comunicación nunca hablan y son el corazón de todos los problemas sociales y económicos actuales: a) el sistema de generación de masa monetaria b) la oferta>demanda.

    1. El Problema de Generación de Masa Monetaria. El sistema de generación de masa monetaria actual es el fiduciario. Hoy en día la masa monetaria de cualquier Estado aumenta o disminuye en función de la inflación pues los billetes en circulación no tiene ningún tipo de bien de respaldo cuantificable (gran error del anarco capitalismo). El auténtico capitalismo es el que hace que la masa monetaria crezca o decrezca en base a la riqueza nacional y no con respaldo de humo (sistema fiduciario). Por ejemplo, si el Estado localizase una nueva mina de oro, podría aumentar la masa monetaria en circulación, pues podrían emitir más billetes respaldados por el oro extraído. Toda mi teoría monetaria se basa precisamente en que la masa monetaria debe de crecer en paralelo a la riqueza nacional (al alza o a la baja). Pero, ¿Qué debemos entender por riqueza nacional? Adam Smith lo definió perfectamente: “la riqueza de una nación no es simplemente el oro o la plata acumulada por el Estado, sino todos los bienes y servicios (=recursos humanos) que el Estado pone a disposición de los ciudadanos”. ¡Qué frase más bonita! ¡Impecable! Para medir la riqueza nacional propongo que se utilice el Balance Nacional de Masa Monetaria (BNM²). En el activo del balance anotaremos todo el patrimonio material del Estado (oro, puentes, puertos, carreteras del Estado, museos, etc.) e intelectual (recursos humanos). En el pasivo del balance la masa monetaria (billetes en circulación). De esta forma veremos realmente la salud financiera de un Estado. Pero, ¿cómo cuantificar este patrimonio intelectual? Simplemente estimando el coste que el Estado tuvo que invertir en ese ciudadano para alcanzar el nivel cultural del mismo. Hoy en día estamos haciendo un esfuerzo enorme en financiar a las universidades públicas pero, al finalizar la carrera, los estudiantes se marchan a otro país a trabajar. Esto es absurdo y, en un futuro, la transferencia de RRHH debería de conllevar la transferencia del activo y del pasivo al país receptor del ciudadano. Evidentemente un exceso de generación de riqueza nacional puede conllevar un repunte de la inflación. Por ello, lo que se ha de controlar es el sistema de generación de la riqueza nacional, siendo la inflación un instrumento sectorial de medición de la generación de riqueza nacional. La inflación deja de ser el centro del universo y pasa a un segundo plano. Lo importante con el BNM² es determinar la oportunidad de generar riqueza nacional de cada sector, acorde con la situación específica de ese segmento de mercado. Así, es posible que exista inflación en el sector la construcción de obras públicas, pero no exista en el sector de construcción de viviendas sociales. Hoy en día se dice que Portugal, con un endeudamiento del 105% sobre el PIB, está muy endeudado y Japón, casi llegando a un 300% sobre el PIB no lo está. ¿Por qué? Nadie tiene respuesta: anarco capitalismo puro y duro. Con el BNM² no tendríamos esos problemas y, además, sería la única vía de disciplinar a las administraciones públicas o a cualquier emisor (caso de las MSC). Actualmente la generación de masa monetaria está en poder de los bancos (dinero electrónico) y la participación del Estado es ridícula (dinero físico). El Estado debe recuperar el 100% del control de generación de la masa monetaria. ¿Cómo es posible que las entidades bancarias puedan tener tanto poder en esta materia? Con el BNM² tampoco tendríamos esos problemas.
    El libro complementa la “Riqueza de las Naciones”, porque considero la obra de Adam Smith inacabada y este libro trata de cerrar la puerta que, sin querer y de forma inconsciente, el escocés abrió a la moneda fiduciaria. Este método de generación de masa monetaria es más poderoso y accesible que el patrón oro y tan serio como éste. El patrón oro no es un método de generación de masa monetaria, sino simplemente un recurso muy serio para la generación de masa monetaria. Actualmente no existe en ningún país del mundo el concepto de Balance Nacional de Masa Monetaria (BNM²). Planteo la necesidad de que, cualquier emisor, por pequeño que sea (MSC), bajo cualquier sistema monetario (fiduciario, patrón oro, P-Gas, etc.) tenga la obligación constitucional o –al menos legal- de hacer público su “Balance Nacional de Masa Monetaria” (BNM²). En otras palabras, el dinero siempre tiene que tener un respaldo y, por tanto, cualquier emisor debe demostrar bajo que criterios contables está amparando la emisión de moneda.
    Otros problemas financieros. Además, desde un punto de vista monetario, en este libro se explica como un Estado puede funcionar sin impuestos (no he dicho sin ingresos), como lo hizo USA durante el período de 1700 a 1754 (Pág 55 Representation without taxation), también se explica como un Estado puede funcionar sin deuda pública (mediante la monetización de la riqueza nacional. Ejemplos históricos recogidos en el libro: Isla de Guernsey o el Milagro de Worgl). El pueblo no entiende que la deuda pública (bonos) es un regalo que se hace a las entidades financieras en forma de intereses (pág. 56). También explica como las entidades bancarias generan dinero ficticio gracias a la falta de serialización del dinero electrónico (pág. 62), o como cerrar todas las puertas de la Ley de Peel de 1844 que inspira hoy a nivel mundial la reserva bancaria fraccionaria.
    2. Problema Comercial. Desde un punto de vista comercial, el libro también aporta soluciones a uno de los problemas de la economía mundial: oferta>demanda. Desde el último tercio del siglo XX el hombre se enfrenta a un reto desconocido para él: la oferta es mayor a la demanda en todos los sectores de actividad económica. En los países industrializados sobran arquitectos, médicos, abogados, empresas de construcción, de automoción, etc. Los economistas clásicos no podían ni de lejos imaginarse esta situación. Eso implica que la tecnología, nuestra gran amiga, nos está ahogando. Se podría decir de una forma muy simplista que la propia evolución tecnológica nos está matando. Un avance tecnológico se produce cuando desarrollamos una tecnología que nos permite con el mismo o menor número de recursos humanos producir más cantidad. Cada vez que avanzamos tecnológicamente aumentamos los excedentes de recursos humanos, lo que origina una progresiva caída de la natalidad, un envejecimiento de la población y la entrada en la espiral de un círculo vicioso que –con arreglo al modelo económico actual occidental‐ nos conducirá al desastre. Lo ideal sería que el hombre trabajase cada vez menos e investigase más, pero no hemos sido capaces de interpretar económicamente esta idea; no hemos sido capaces de integrar la investigación en el circuito económico. Gracias al principio de protección al capital 3×1 (desde pág. 93 y siguientes), a la monetización de la investigación y estudios universitarios y a la coordinación de la Universidad con el mundo económico (pág. 121 y siguientes), se podrá solucionar el gravísimo problema que hoy tenemos desde el punto de vista comercial en los países industrializados: Oferta>Demanda.
    Así, si se creasen en un pueblo gran número de zapaterías respecto al número de habitantes, el mercado no funcionaría, sería inestable. Si existiese una proporción razonable entre zapaterías y ciudadanos, las zapaterías no tendrían problemas, sus trabajadores tampoco y sus acreedores tampoco. El sistema sería más estable y se generaría un círculo de confianza que, en el caso contrario, sería inexistente por el exceso de oferta. En el libro puse el ejemplo de funcionamiento de las farmacias en España, cuyos empresarios nunca llegarán a ser ricos pero tampoco nunca quebrarán. Se trata de un sector económico estable y sano, donde no hay ricos ni pobres. En el resto de sectores siempre hay unos pocos vencedores y millones de vencidos (usuarios, ciudadanos).
    El orden ha de regir la sociedad y la economía por encima de otros valores. Sin orden no es posible la defensa de los principios de libertad, igualdad y fraternidad. El orden permite el ejercicio del capitalismo racional, el libre mercado y la evolución humana. Lamentablemente el momento económico actual no es otro que el anarco capitalismo. El liberalismo economismo descontrolado nos está matando.
    Técnicamente vivimos en un mundo cada día más maravilloso (mejores medios médicos, coches, comunicaciones, etc.), pero socialmente parece más que evidente que nuestros hijos van a heredar un mundo peor que el que nosotros conocimos: habrán menos puestos de trabajo, menos calidad laboral y menos estabilidad laboral. La inestabilidad laboral será o es el común denominador común de todos los trabajadores. Esto es anormal y ralentiza la nuestra evolución. La estabilidad laboral es clave para el desarrollo humano. Por ello tenemos que hacer entre todos algo para cambiar el rumbo económico creado.
    Transmitir este tipo de ideas es complicado, máxime cuando el libro expresa la necesidad de un cambio radical de conceptos básicos financieros y sociales que actualmente asumimos como válidos (pero que la sociedad demanda a voz en grito).

    Social y económicamente seguiremos viviendo en el siglo XX, o en el siglo XIX, hasta que (1) no serialicemos el dinero electrónico (2) no eliminemos la reserva fraccionaria bancaria (3), no controlemos la masa monetaria a través del BNM², eliminado la emisión de deuda pública, y (4) no tratemos de equilibrar la Oferta y la Demanda en todas sus áreas de actividad, es decir, no racionalicemos y fomentemos la especialización de los actores económicos. Es lamentable, pero todavía no hemos sido capaces de entrar en el siglo XXI.

    Como conclusión del libro planteo la necesidad de que los Estados creen laboratorios económicos para probar teorías económicas, pues todos los experimentos económicos se hacen con fuego real, fuera de laboratorio, y esto en otras ramas del saber sería inadmisible.

    Espero que esta breve explicación ayude a la comprensión del libro.

    La historia confirma que el sistema fiduciario está abocado al colapso. El capital va colapsando mercados progresivamente, que a su vez se van refugiando en mercados en desarrollo. Una vez no existan más mercados donde refugiarse el sistema fiduciario colapsará. En la década de los 90 y principios de siglo se refugió a nivel mundial en el sector inmobiliario, hasta que se hundió a nivel mundial. Ahora todo el mundo industrializado se está refugiando en África y Sudamérica, pero estos mercados llegarán un día en que también colapsarán. No sé cuando pero ocurrirá, tarde o temprano esto ocurrirá. Si no cambiamos el sistema fiduciario rápidamente y con fundamentos técnicos (no políticos) nos hundiremos todos. No nos quedará otra salida que pasar por una gran depresión.

    Si deseas publicar la sinopsis en vuestra página web, blog, etc. estaré encantado. ¡Gracias anticipadas!

    Reciba un cordial saludo de,

    Pedro Gómez
    pedgom1962@gmail.com

    P.S.: Si tiene algún problema con el enlace (www.dropbox.com/s/rdkkugz91803ei7/Balance%20Nacional%20de%20Masa%20Monetaria.pdf) para bajarse el libro, envíeme una nota y le remito el libro en formato pdf.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: