Archive for mayo, 2006

Manifesto de Monedas Libres

mayo 22, 2006

Existen unos conceptos en que están basadas nuestras sociedades actuales, tales como democracia, derechos humanos y libertad. Los que suprimen estos valores corren el riesgo de estar condenados de la comunidad internacional mientras que es probable que las ONGs y otros defensores reciban apoyos del mundo entero.

El Manifesto de Monedas Libres es una buena aplicación de lo que el mundo moderno ha logrado hasta hoy en el dominio económico. Empieza con algunas referencias a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, adaptada en 1948 en las Naciones Unidas, dando preguntas sobre la autenticidad de nuestro actual sistema monetario.

  • No democráticamente controlado: el dinero es un instrumento que necesita todo el mundo, pero actualmente está controlado por los bancos privados que deciden quién tienen acceso a empréstamos = implementar proyectos
  • Caro: los deudores se ven obligados a pagar el interés compuesto además del capital mientras que la ganancia va a la mano de unos pocos.
  • Tesorable: los portadores de dinero pueden retirarlo por cuanto timepo que deseen, impidiendo su circulación y molestando quien lo necesitan de veras.
  • Injusto: La misma existencia del interés compuesto agrega la riqueza de los ricos en detrimento de la mayoría de los pobres(léase Kennedy para saber más)
  • No sostenible: nuestro sistema monetario actual está destinado a ir bancarrota tarde o temprano porque requiere un crecimiento exponencial para siempre.

En breve, nuestro sistema monetario es antidemocrático y no se da cuenta ni de los derechos humanos ni de la libertad.

Entonces nos es importante acordarnos de que el sistema monetario no es una ley natural sino un acuerdo que estuvo y todavía hoy puede estar arreglado para las necesidades humanas. Por eso deberíamos revisarlo si queremos que sirva nuestro medio de intercambio para nuestros valores…

Chiemgauer en Alemania: Una nueva moneda para restaurar la autonomía económica regional

mayo 16, 2006

La globalización que enriquece sólo un puñado de personas del mundo en detrimento de la gran mayoría da luz a varios contramovimientos y algunas personas perspicaces se han dado cuenta ya de que otro sistema monetario puede transformar completamente nuestro sistema socioeconómico. Esta vez me gustaría describir una iniciativa interesante en una pequeña comunidad no lejos de la maravillosa experiencia de la década 1930.

Prien am Chiemsee, unos 80 kms a este de Munich, es un balneario bavario donde pasan miles de turistas sus vacaciones de verano a lo largo del lago Chiemsee. A Christian Gelleri, profesor de economía en esa época de un secundario local quien había estudiado Gesell, Wörgl y otros temas relacionados, se le ocurrío la idea de organizar un programa escolar para implementar una moneda local en otoño de 2002. Seis alumnas estuvieron interesadas a participarlo y se puso en práctica el Proyecto Chiemgauer en enero siguiente.

Este sistema fue concebido para crear una relación "win-win" en que gana cualquier actor entre las ONGs, los consumidores y las empresas locales. Cada actor tiene la siguiente ventaja y este medio de intercambio promueve la producción y el consumo local.

* ONGs : compran 100 Chiemgauers (€100) a €97 y los venden a los consumidores a €100, ganando como consecuencia €3 para gastar en sus propias actividades
* Consumidores : compran 100 Chiemgauers a €100 y los gastan en tiendas locales a su valor nominal, por eso donando el 3% de su consumo a las ONGs locales sin gastos suplementares.
* Empresas locales : aceptan 100 Chiemgauers y los gastan para otras empresas locales o los reconvierten en €95, pagando el 5% de comisión. Se considera que el 5% de comisión es el costo de publicidad y los negocios pueden atraer así más consumidores que quieran ayudar su comunidad.
* Oficina de Chiemgauer : vende 100 Chiemgauers a €97 y paga €95 al reconvertirlos. Se gasta la diferencia de €2 para fines administrativos

Desde su puesta en marcha Chiemgaeur ha estado incrementando exitosamente sus usuarios y ventas comerciales. Actualmente 700 consumidores y 380 empresas participan a este sistema, con la venda de 720,000 Chiemgauers(véase aquí para saber más). Se espera todavía más crecimiento al introducirse la tarjeta inteligente y esta experimentación llama cada vez más atención de toda Alemania y del exterior.

Una moneda local para reavivar la economía local en Austria

mayo 9, 2006

Se habla de la teoría de oxidación de Gesell casi siempre refiriéndose a la exitosa experiencia histórica que tuvo lugar en el medio de la Gran Depresión en Wörgl, Austria. Esta vez quisiera presentarles cómo eficazmente funcionó este sistema monetario para ayudar la recuperación económica de una comunidad en Tirol.

Esta ciudad pequeña, como cualquiera en este período, sufría del retroceso: 350 personas estaban desempleadas en una comunidad con la población de apenas 4.216 y se les había vencido el seguro de desempleo a más de 200 de ellos en primavera de 1932. Se redujo el ingreso fiscal y el ayuntamiento también estaba por ir bancarrota. Entonces decidió el alcalde Michael Unterguggenberger emitir el “certificado de trabajo” en julio de 1932 como una moneda local para salir de esta crisis.

Se imprimieron los billetes de 1, 5 y 10 schillings y el ayuntamiento se los pagó a los obreros de construcción como salario. Cada billete se vencía al fin del mes y se necesitaba pegar un timbre de un centésimo de su valor nominal para validarlo nuevamente. O sea, su “certificado de trabajo” de €10 es sólo válido hasta el 31 de mayo si lo recibe hoy(09 de mayo) y tendrá que comprar un timbre de €0,10 y pegarlo en este billete si no consigue gastarlo antes del fin de este mes. Entonces se aconsejaba que los portadores de esta moneda local circularan estos billetes en vez de ahorrarlos en casa, dando brío otra vez a las actividades económicas en Wörgl. La oferta de dinero de 5.940 schillings por promedio creó más de 2,5 millones de schillings de transacciones durante un poco más de un año, permitiendo que el ayuntamiento gastara más de 100.000 schillings para sus obras públicas y reduciendo el desempleo por un cuarto. Había incluso personas que ofrecía pagar el impuesto de antemano(¿lo haría usted si estuviera bastante rico/a?) porque estaban tan adinerados.

Este boom de moneda paralela, sin embargo, dio miedo a la autoridad central de Viena y Wörgl tuvo que terminar la circulación de este maravilloso dinero en septiembre de 1933: pero muchos medios hicieron reportaje sobre este éxito que probó la eficacia de la teoría de Gesell. Actualmente trabaja el Instituto Unterguggenberger para hacer la colección de materiales y promover la iniciativa actual de hoy que se llama “I-motion”, recibiendo muchas visitas de quien trabajan para las prácticas alemanas de “Regio”(monedas regionales, a presentarse la próxima vez).

¿Qué es la oxidación, o sea la tasa de interés negativa?

mayo 4, 2006

Ya se explica bien que el sistema monetario basado sobre el interés positivo de hoy es un gran obstáculo contra nuestro estilo de vida sustentable así como nuestras actividades económicas. Silvio Gesell (1862-1930), comerciante alemán-argentino y economista, es un personaje notable que sugirió cómo reformar este paradigma en su obra maestra "El Orden Económico Natural".

El economista comienza su argumento con el hecho de que el dinero está en una posición privilegiada en comparación con otros bienes. En general se deprecian las mercancías con el paso del tiempo y no se puede vender periódicos de ayer o las manzanas de hace un año mientras se puede esconder su dinero por cuanto tiempo que quiera sin padecer ninguna pérdida (en caso de que no haya inflación: dése cuenta de que Alemania adoptaba el patrón de oro cuando se escribió ese libro), lo que permite a los portadores de billetes a cobrar el interés compuesto al prestarlo a alguien con apuro. Cuanto más dinero uno tiene, cuanta más ganancia puede obtener a través de esta financiación, permitiendo que los superricos vivan solamente de tal ingreso mientras que la mayoría de los pobres se ven obligados a contribuirles.

¿Entonces qué era la idea de Gesell?: "Abolir el privilegio del dinero". Se prefiere el dinero a las mercancías al ahorrar el valor económico porque el valor no se cambia, por eso se le ocurrió la idea de cobrar regularmente a los portadores de billetes una cierta "tasa de oxidación" para impedirles acumular (por ejemplo, poner una estampa de un centésimo del valor nominal cada mes: se explicará más la próxima vez).

Esto dará un cambio fundamental al sistema financiero pues ayuda mucho a los prestatarios: Los acreedores consideran su acto como un medio más para evitar la pérdida monetaria generada por la tasa de oxidación que como incrementar su fortuna y sería aún posible tomar empréstamos con tasa de interés negativa si la tasa es bastante alta: En caso de que la tasa es del 1% por mes = aproximadamente 11,4% por año, es mejor prestar US$1.000 para recibir sólo US$950 el año próximo que acumularlo en casa y perder más de US$100. La tasa de interés negativa dará más oportunidades a aquellos proyectos que no hayan sido financiados hasta ahora debido a su baja rentabilidad, más personas tendrán acceso a los créditos = más libertad para gerenciar el negocio que quieren y por consecuencia se manejará nuestra economía de una forma más democrática.

Aunque Gesell murió en 1930 sin testigar ningún caso en que se aplicara su teoría, la historia constata que tenía razón. La próxima vez trataré de un éxito histórico.

Tasa de interés y proyectos a largo plazo

mayo 1, 2006

El actual interés compuesto es responsable no solamente de lo que se describe en el último artículo sino también de poner dinero arbitrariamente a proyectos a corto plazo mientras que los con mayor escala crónica tienen dificultad en recibir suficiente financiación. Stefan Brunnhuber, otro alemán que se ha dedicado a este problema, da un buen análisis sobre todo eso en su libro “Wie wir wirtschaften werden”(a publicarse en inglés como “Our Future Economy”).

Fíjese que hay dos proyectos de los cuales puede elegir uno: ¿A qué proyecto invertiría usted?

a) Una piña de €10 que va a valer €100 en 10 años

b) Un roble de €10 que va a valer €1000 en 100 años

La tasa de interés juega un papel esencial en su decisión aunque muchos de ustedes no están alertas de eso: la tasa de interés positiva es sinónima de la depreciación de los futuros porque lo que va a ser mayor en el futuro es menor en el pasado. En caso de que se fija la tasa de interés al 5% por año, su € 1.000 en 2006 equivale a €1.628,89(1.000×1.05^10) en 2016, pero esto quiere decir que su € 1.000 en 2016 se reduce a sólo €613,91(1.000/1.05^10) en 2006. Desde ese punto de vista el valor actual de la piña es de € 61,39 mientras que el roble no vale más que € 7,60(1.000/1.05^100) y cualquiera está propenso/a a plantar una piña mientras que a nadie le interesa invertir al roble.

Esto explica porqué los empresarios se precipitan a China para crear nuevas fábricas porque se puede contar con ganancias de inmediato. Es poco probable que los proyectos a largo plazo como reforestación y educación llamen la atención de los hombres de negocio porque no son rentables en este esquema.

Pero este paradigma verá una transformación fundamental cuando cambia la tasa de interés: se apreciarán los futuros en lugar de depreciarse en caso de que haya una tasa negativa de interés. La piña valdrá €162,89 en vez de € 61,39 y el roble €131.501,26 en vez de € 7,60 con el 5% de tasa negativa de interés. Esto favorecerá proyectos a largo plazo u otros que generarán ganancias constantes, permitiendo que se financie a más proyectos.

¿Pero cómo podemos hacer posible la tasa de interés negativa? Voy a abordar este tema en el próximo artículo.